Redacción

La próxima celebración del Día de las Madres representará una “bocanada de aire” para la actividad comercial del país, pero aun insuficiente para retomar los niveles previos a la pandemia.

Y o anterior, porque tan sólo en la Ciudad de México se estima que la derrama económica que dejará la festividad del próximo 10 de mayo de dos mil 147 millones de pesos, lo que representaría, si bien, un incremento de 301.3 por ciento respecto al monto reportado hace un año, lo cierto es que es menor en 34.6 por ciento con relación a los ingresos registrados en la celebración del 2019.

De acuerdo con  la Cámara de Comercio de la Ciudad de México (CANACO-CDMX), en 2020, las ventas con motivo de la festividad del Día de las Madres resultaron sensiblemente afectadas por la suspensión de actividades comerciales y productivas por el brote de la pandemia, lo que derivó en una caída de ventas de 83.7 por ciento anual, ya que sólo se obtuvieron ingresos por un monto de 535 millones de pesos, mientas que en la celebración del 2019 la cifra superó los tres mil 283 millones de pesos.

El presidente de la organización, Nathan Poplawsky, dijo que un factor que podría favorecer las ventas con motivo del próximo 10 de mayo es que la celebración caerá en lunes, por lo que vaticinó que los festejos podrían comenzar desde el viernes próximo, aprovechando el fin de semana.

Por último, el líder empresarial dijo que e comercio electrónico podría representar el 38 por ciento de las ventas en la celebración, por lo que gran parte de los negocios aprovecharán sus portales web y plataformas digitales, además de realizar promociones y descuentos.

 

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí