Por Francisco Romero

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dejó abierta la posibilidad de convocar a una consulta popular para determinar si procede o no enjuiciar a los ex presidentes, aunque adelantó que él votaría en contra.

De esta manera, en un capítulo más sobre si someter a la ley a los ex mandatarios, el jefe del Ejecutivo afirmó que los ciudadanos son quienes decidirían a través de una consulta popular, la cual, dijo, está condicionada a ciertos límites de tiempo y regulación para llevarse a cabo.

“Estoy informando a tiempo, lo mejor sería que las firmas se aportaran a los ciudadanos, si no alcanza el tiempo, eso sería lo menor, la segunda posibilidad es que lo hagan los legisladores  y la tercera  es que lo solicita el presidente; yo voy a esperar hasta el final, pero no descarto la posibilidad de hacerlo, porque es democracia, aunque yo vote en contra de que se juzgue a los ex presidentes”, argumentó.

En su conferencia de prensa matutina, el jefe del Ejecutivo informó que durante el fin de semana revisó la ley correspondiente y de lo cual constató que para realizar la consulta existe un plazo que va del primero al 15 de septiembre, “afortunada o desafortunadamente se está a tiempo” y lo puede solicitar el Presidente de la República, una tercera parte de los legisladores de alguna de las dos cámaras y el dos por ciento de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral, es decir, un millón 600 mil ciudadanos.

Finalmente, dijo que en el caso de que el presidente o los legisladores soliciten a sus antecesores, es necesaria la aprobación tanto de la Cámara de Diputados como del Senado de la República.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí