Redacción

Volkswagen inició en Alemania la producción en serie de su primer SUV totalmente eléctrico, el ID.4 en la planta de Zwickau destinada a convertirse en la planta de producción de vehículos eléctricos mas grande de Europa.
El Grupo automotriz planea invertir cerca de 33 mil millones de euros desde ahora y hasta el año 2024, de los cuales 11 mil millones de euros se asignaron a la Marca Volkswagen, que planea producir 1.5 millones de unidades eléctricas para el año 2025.
“Con el ID.4, Volkswagen está añadiendo un vehículo totalmente eléctrico a su oferta en la categoría de SUVs compactos, el segmento de mayor crecimiento en el mundo”, aseguró Ralf Brandstätter, CEO de la Marca Volkswagen.


En el futuro, el auto se producirá y venderá en Europa, en China, y posteriormente en Estados Unidos. “Así es como estamos escalando la plataforma MEB a nivel global y sentando las bases económicas para el éxito de nuestra familia ID”, dijo el directivo.
En tanot, Thomas Ulbrich, miembro del Consejo de Movilidad Eléctrica, aseguró que ello es un avance hacia el proceso de transformación de la Marca Volkswagen hacia la movilidad eléctrica.

Al ID.3 ahora le sigue el ID.4 y dados los grandes desafíos sociales que han surgido en los meses recientes, el exitoso arranque de la producción en serie del ID.4 es un logro excepcional.
En ello, la planta de Zwickau tiene un papel fundamental en la transición del sistema hacia la movilidad eléctrica y por primera vez, una gran planta de producción de automóviles se está convirtiendo totalmente a la movilidad eléctrica, con inversiones que alcanzan los mil 200 millones de euros.
De acuerdo con los planes, el trabajo de conversión se completará este año. En 2021, el primer año completo de producción como una planta de vehículos eléctricos y alrededor de 300 mil vehículos eléctricos que utilizan la plataforma Modular Electric Drive Matrix (MEB) saldrán de la planta de Zwickau.
Se prevé que Zwickau se convierta en la fábrica EV más grande y eficiente de Europa, y va a transformar a la red de producción global de Volkswagen.
También se están haciendo los preparativos para lanzar el SUV eléctrico a escala internacional por lo que ya inició la preproducción del ID.4 en la planta de Anting en China, mientras que la planta de Chattanooga iniciará su producción en 2022.
El ID.4 integra la Modular Electric Drive Matrix (MEB) de Volkswagen, una plataforma totalmente eléctrica que maximiza las oportunidades que ofrece la movilidad eléctrica.

El ID.4 puede cubrir más de 500 kilómetros (en WLTP) de autonomía, además de que ofrece amplio espacio interior, y poderosas proporciones que le dan una apariencia ultra moderna al exterior.
El SUV se lanzará inicialmente con tracción en las ruedas traseras, mientras que una versión eléctrica con tracción en las cuatro ruedas se añadirá en el futuro.
La batería de alto voltaje se encuentra en la parte baja para crear un centro de gravedad óptimo en términos de dinámicas de conducción, junto con una distribución de carga en los ejes bastante bien equilibrada.
Al igual que todos los modelos que cuentan con la plataforma Modular Electric Drive Matrix (MEB), el ID.4 será muy espacioso gracias a su tecnología de manejo eléctrica compacta. La cabina del SUV de cero emisiones tiene una estructura clara y está digitalizada de forma consistente, en tanto que la operación se realiza principalmente a través de superficies táctiles y un control de voz intuitivo.
Para Volkswagen, el ID.4 y el ID.3 son resultado de los esfuerzos de la Marca por alcanzar la neutralidad de carbono en el año 2050 – lo cual está en línea con los objetivos climáticos del Acuerdo de París.
Al igual que el ID.3, su modelo SUV eléctrico hermano ID.4 establece nuevos parámetros en cuanto a sustentabilidad: la producción de Sajonia está libre de carbono y el SUV eléctrico se entregará a los clientes con una huella de carbón neutra. En la producción de celdas de las baterías para el ID.4 se utiliza exclusivamente energía verde.
Con un ingreso firme a la movilidad eléctrica, Volkswagen está haciendo una contribución importante a la protección del medioambiente y creando perspectivas de largo plazo para sus 100 mil empleados que laboran en las plantas alemanas.
Además de producir en la fábrica de Zwickau, las plantas de Componentes de Brunswick, Kassel, Salzgitter y Wolfsburg también participan en la producción de vehículos eléctricos. Fabrican componentes clave como los motores eléctricos y los sistemas de baterías. Asimismo, el ID.3 se construirá en Gläserne Manufaktur de Dresden a partir de 2021.
Se prevé que las plantas de producción de automóviles de Emden y Hanover comiencen a producir vehículos eléctricos a partir de 2022.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí