Red de corresponsales

Las solicitudes de ayuda por desempleo en Estados Unidos no cesan, pues este jueves autoridades de ese país informaron que en la semana que terminó el pasado nueve de mayo, más de dos millones 981 mil norteamericanos pidieron el apoyo por desempleo, con lo que más de 36 millones de personas se han quedado sin trabajo en las últimas 8 semanas.

De esta manera, dichas cifras muestran el impacto negativo en el mercado laboral estadunidense por el cierre de la mayor economía del mundo, debido a la pandemia de COVID-19.

Los recortes de plazas han afectado severamente a los migrantes mexicanos en Estados Unidos, muchos de los cuales estarían preparando su regreso al país, lo que podria afector los flujos de remesas para lo que resta del año.

Las solicitudes iniciales de apoyo por desempleo de la semana pasada superaron las 2.5 millones esperadas por el mercado. Aunque el resultado de la semana pasada es el nivel más bajo de las últimas ocho semanas, continúa siendo más de 10 veces mayor a lo que se promedió en el 2019, de 223 mil solicitudes por semana.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí