Redacción

Ante la crisis sanitaria por el COVID-19, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) solicitó con urgencia al gobierno federal para que, mediante un decreto, difiera o se permita pagar en plazos los impuestos.

En este sentido, la cúpula empresarial dejó en claro que su petición está orientada a que la autoridad fiscal sólo aplace el pago de impuestos, más no una condonación de los mismos, ante la coyuntura sanitaria que enfrenta el mundo entero.

“No pedimos ningún tipo de reducción de impuestos”, dejó en claro, a pesar de que la propia Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha recomendado incluso “la condonación de impuestos”.

Y lo anterior, porque el CCE argumentó que la cuarenta por la emergencia sanitaria tendrá como consecuencia la afectación en la generación de ingresos necesarios para la operación de las empresas”.

Por ello, solicitó diferir de inmediato la presentación de la declaración del ejercicio de 2019, tanto de personas físicas como de personas morales durante 6 meses, o permitir que el impuesto que resulte en la misma se dé en 12 parcialidades actualizadas, sin recargos.

También, pidió la disminución automática de todos los pagos provisionales del ejercicio de 2020. Y permitir el pago de impuestos hasta en 12 parcialidades.

Además, propuso establecer un procedimiento expedito para agilizar la devolución de los saldos a favor de Impuesto del Valor Agregado (IVA) aplicable durante todo el ejercicio de 2020. Y aceptar temporalmente que los contribuyentes puedan compensar de manera universal de saldos a su favor durante todo el ejercicio de 2020.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí