Por Alejandro Durán

Aunque de manera marginal, el comercio da señales de recuperación, pues durante julio de este año los ingresos en los comercios mayoristas y minoristas repuntaron 4.5 y 5.5 por ciento respecto a lo reportado en junio, de acuerdo con datos ajustados por estacionalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Sin embargo, en su comparativo anual, ambos indicadores se mantienen con números, pues reportaron caídas de 11.2 y 12.7 por ciento respectivamente, con lo que es claro que el consumo se mantiene por debajo de lo observado en 2019 aunque ya empieza a mostrar señales de recuperación.

En sus valores originales (sin estacionalizar), las ventas de las empresas comerciales al por mayor cayeron 10.7 por ciento en julio de este año con relación al mismo periodo de 2019. Por entidad federativa, los mayores descensos se observaron en Quintana Roo (-39 por ciento); Baja California Sur (-21.4); y la Ciudad de México (-17 por ciento).

En el caso de los comercios minoristas, el desempeño de las ventas durante julio pasado fue de una caída de 12.5 por ciento a tasa anual (con cifras originales), en donde sobresalieron los tropiezos reportados en Quintana Roo (-32.2 por ciento); Ciudad de México (-21.5); y Puebla (-18.3 por ciento).

De acuerdo a analistas, el desempeño de las ventas en el sector comercio sigue condicionado por los embates de la pandemia, en virtud de que en julio algunos negocios comenzarán a reabrir pero sólo a 30 por ciento de su capacidad.

El débil desempeño que reportan las ventas impactó la nómina de los comercios. En el caso de los comercios mayoristas se reportó un recorte de personal de 2.3 por ciento a tasa anual durante julio pasado, mientras que en los negocios minoristas el ajuste fue de siete por ciento.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí