Redacción

Derivado de las presiones productivas que provoca la emergencia sanitaria por el coronavirus, la economía mexicana se desplomará este año 6.5 por ciento, con lo que el país será uno de los cinco de la región de Latinoamérica con las mayores caídas.

Así lo dio a conocer la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), al precisar que la economía en toda la región de América Latina, sin considerar el Caribe, la contracción económica será de -5.3 por ciento, mientras que Argentina y Ecuador registrarán caerán -6.5 por ciento cada uno; en tanto que Venezuela se hundirá -18 por ciento y Nicaragua -5.9 por ciento.

“Prácticamente todos los números de crecimiento de los países están en negativos, todos excepto República Dominicana que está en 0%”, expuso Alicia Bárcenas, secretaria Ejecutiva del organismo internacional, durante la presentación del estudio América Latina y el Caribe: Dimensionar los efectos del COVID-19 para pensar en la reactivación”.

Alicia Bárcenas reconoció que el actual contexto económico también impactará al comercio exterior de la región en donde se espera que las exportaciones de México caerán -11.7 por ciento; mientras que en América Latina y el Caribe el impacto será de -14.8 por ciento.

De esta manera, la funcionaria de la ONU reconoció que la economía del planeta no será la misma una vez que se levante en su totalidad la emergencia sanitaria por el COVID-19.

“La economía mundial no volverá a la normalidad, porque habrá una crisis productiva que traerá cambios que seguirán presentes más allá de la pandemia”, afirmó,

Ante ello, consideró que se necesitará mayor “resiliencia en las redes de producción”, diversificar proveedores, privilegiar ubicaciones más cercanas y relocalizar procesos productivos y tecnológicos estratégicos.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí