Red de corresponsales

Una funeraria fue clausurada por autoridades de los tres niveles de gobierno, luego de que se confirmara que aumentó sus precios, además de que no contaban con el programa interno de protección civil, informó el delegado federal, Jesús Alejandro Ruiz Uribe.

“Hemos recibido denuncias de muchas familias que les han elevado los precios hasta más de 50 mil pesos, asustándolos que, por motivo de la pandemia, se les tienen que incrementar los precios, medrando así con el dolor de los familiares que tienen la urgencia de cremar los cuerpos con Covid-19”, expresó.

Se trata de la funeraria San Gabriel, ubicada en la colonia Los Álamos de Tijuana, a donde acudieron representantes de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Secretaría de Salud, Cofepris, Protección Civil y del ayuntamiento.

Los representantes de Profeco detectaron que la funeraria ofrecía tan solo el servicio de velación en un rango desde los 25 mil a los 35 mil pesos, y no pudieron acreditar la documentación requerida ante la dependencia federal, señaló Ruiz Uribe.

El delegado federal comentó que este miércoles acudirán al crematorio de la funeraria, para seguir con las inspecciones con representantes de las mismas dependencias para revisar las condiciones y precios que están manejando para ese servicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí