Por Francisco Romero

A diferencia de lo que sostienen burócratas del INFONAVIT, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, descartó que se obligue a los trabajadores al servicio del Estado a comprar “chachitos” para la rifa del avión presidencia, la cual se llevará a cabo el próximo 15 de septiembre.

En este sentido, en el marco de su conferencia de prensa mañanera de este lunes 31 de agosto, el jefe del Ejecutivo afirmó que la compra de los boletos del sorteo es totalmente voluntario.

“No es cierto es que se les esté obligando a los burócratas a comprar un cachito de la lotería, no es cierto, no se obliga a nadie, todo es voluntario, quien quiera ayudar a vender y a comprar cachitos para la rifa”, afirmó.

Sin embargo, trascendió que el INFONAVIT, a través de la Subdirección General de Administración y Recursos Humanos, giró una circular a los integrantes del organismo para invitarlos a participar, para lo cual, les dio fecha límite el cuatro de septiembre para adquirirlos.

Asimismo, asignó cierta cantidad de boletos a los empleados, según el rango que tengan. Por ejemplo, los gerentes del área deberán adquirir de 8 a 12 “cachitos”, mientras que los subgerentes les solicitan comprar cinco boletos.

López Obrador agregó que de los seis millones de boletos emitidos para la rifa, se prevé que se compren cuatro millones, y el resto, dos millones, se les entregará al Instituto de Salud para el Bienestar.

“Aprovecho para avisar que va bien (el sorteo); ya hay compromisos por mil 700 millones y nos faltan 15 días, o sea, vamos a pasar los dos mil millones que, con esto, se aseguran los premios”, afirmó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí