Red de corresponsales

Londres. Inglaterra volverá a evaluar el regreso a clases de los alumnos más pequeños ante la preocupación de profesores y padres de familia por los posibles contagios de COVID-19, pues el plan original planteaba el retorno el primero de junio.

El ministro británico de Justicia, Robert Buckland, aclaró que al menos 11 consejos locales ingleses han advertido que carecen de intenciones de volver a clases para evitar la expansión de los contagios.

Robert Buckland, quien está a la cabeza del ministerio británico, aclaró que es probable que Inglaterra, uno de los conformantes de Reino Unido, regrese de forma escalonada aún en los mismos niveles escolares, según lo que evalúen sindicatos de profesores y consejos.

El plan original planteaba la reapertura de las guarderías para promover el regreso al trabajo de los padres con hijos más pequeños o que no tuvieran ayuda para su cuidado, mientras que los niños y niñas de uno a seis años iniciarían su retorno escalado.

Después de las vacaciones de verano volvería el resto de los escolares, dejando hasta el final a los alumnos de educación media superior y superior, que en algunos casos las instituciones han advertido que seguirán con la educación en línea.

Esta semana se informó que al menos en 70 escuelas francesas que habían vuelto a clases tuvieron que retomar la educación a distancia tras identificar algunos contagios de COVID-19, por lo que los profesores europeos han externado sus preocupaciones ante posibles rebrotes en las instalaciones.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí