Redacción

Washington, EU. La pandemia del COVID-19 ha llevado a la economía mundial a una recesión que requerirá fondos masivos para ayudar a las naciones en desarrollo, afirmó del el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Está claro que hemos entrado en una recesión”, la cual que será peor que la vivida en 2009 después de la crisis financiera mundial, dijo en conferencia de prensa Kristalina Georgieva, director del organismo global.

Con la “súbita pausa” de la economía mundial, Georgieva dijo que la estimación del FMI para las necesidades financieras generales de los mercados emergentes es de 2.5 billones de dólares.

Precisó que ese podría ser el rango inferior, pues ya más de 80 países han solicitado apoyo de emergencia al organismo internacional, en los que “sabemos que sus propias reservas y recursos internos no serán suficientes”, agregó que buscan atenderlos “más rápido que nunca”.

La directora aplaudió el paquete económico de 2.2 billones de dólares aprobado por el Senado de Estados Unidos y dijo que “es absolutamente necesario amortiguar la economía más grande del mundo contra una caída abrupta de las actividades económicas”.

Por ello, la directiva de la FMI explicó que el grado de contracción del PIB mundial este año y el ritmo de su recuperación dependerá directamente de la velocidad para controlar la pandemia, además de la “coordinación de las medidas de política monetaria y fiscal”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí