Por Francisco Romero

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que no aplicará una “cacería de brujas” en el caso Ayotzinapa, pero dejó en claro que su gobierno no solapará ni encubrirá a nadie, a propósito de que militares y el actual secretario de Seguridad Ciudadana capitalino, Omar García Harfuch, han sido señalados como posibles responsables o vinculados.

“No vamos a hacer sumarios ni vamos a hacer linchamientos políticos”, afirmó el jefe del Ejecutivo durante su conferencia de prensa mañanera de este lunes 28 de septiembre.

En este sentido, el presidente dejó en claro que a través de las investigaciones que se llevarán a cabo se romperá con el “pacto de silencio” que se acordó durante la administración anterior en el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Al respecto, fue cuestionado sobre algunos puntos del caso, como la posible responsabilidad del actual secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, quien fundía como delegado de la Polícia Federal en Guerrero cuando ocurrió la desaparición.

“No hay impunidad en la investigación para aclarar los hechos de los jóvenes desparecidos en Ayotzinapa; no estamos considerando proteger a nadie, sea de la organización o institucional gubernamental de que se trate”, afirmó.

Finalmente, en otro orden de idas, afirmó que su administración marcha bien, pues dijo que con su gobierno “México es un país más justo y digno, pero sobre todo ya no se tolera la corrupción en los altos mandos del gobierno”.

Sobre este punto, aseguró que ya cumplió con 96 de los 100 compromisos que asumió al inicio de su administración, e incluso afirmó que ya sumó otros encargos que ya ha ido cubriendo, con el objetivo de lograr un país “más justo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí