Red de corresponsales 

Hasta un 45 por ciento ha caído el número de verificaciones en el Estado de México durante el último mes derivado de la falta de información que se tiene entre los usuarios, pero además de que la mayor parte de ellos han caído en multa al no tener hecho el pago de su tenencia o bien estar fuera de tiempo para realizar el proceso.

Antonio Lira, presidente de la asociación Pro ambiental del Valle de México aseguro que la gente además tiene falta de recursos económicos para realizar el procedimiento y muchos de ellos aún permanecen en confinamiento por lo cual el segundo semestre del año se vislumbra como muy complicado.

Adicional a esto se establece una nueva disposición por la Dirección General de Prevención y Control de la Contaminación Atmosférica, en la cual se tiene que hacer adquisición de todos los hologramas que se utilizarán hasta el fin del año de manera anticipada antes de que concluya el mes de septiembre, situación para la cual la mayor parte de los verificentros no tienen posibilidades económicas.

Aseguro que a diferencia de años anteriores en los cuales se daba hasta el 23 de noviembre para la adquisición de este insumo este año se pretende adelantarlo hasta tres meses, con un gasto que va de los 500 a los 700 mil pesos por centro de verificación, y no se cuenta con los recursos económicos para hacerlo.

Indicó que otro candado que se está aplicando es que una vez concluido el mes de septiembre no podrán hacer una nueva adquisición, por lo cual se corre el riesgo de que si se quedan sin hologramas no tendrán la posibilidad de cumplir con este proceso.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí