Redacción

La calificación crediticia de México (de BBB+, con perspectiva negativa) corre el riesgo de ser degradada en caso de que se prologuen bajos precios del petróleo y estos logren afectar los ingresos fiscales del gobierno o permanezca el bajo crecimiento de la economía de Estados Unidos.

En este sentido, Joydeep Mukherji, responsable de la calificación soberana de México de Standard and Poor’s, reconoció que la calificación del país está bajo estrés.

“México podría salir lastimado debido a los recientes acontecimientos, porque obviamente tiene un significativo sector petrolero y por supuesto está conectado con la economía de Estados Unidos de América”, externó.

“Nuestra perspectiva negativa expresa dos cosas, una fue nuestra preocupación acerca de la trayectoria de crecimiento y la segunda es nuestro temor por el sector de energía el cual provoca una gran deuda contingente potencial al gobierno soberano. En la medida que los precios del petróleo permanezcan bajos, el crecimiento del PIB de México se mantenga bajo y el avance de la economía de EUA disminuya, estos factores empeorarían”, apuntó.

En conferencia telefónica desde Nueva York, dijo que la caída del precio del petróleo no afectaría a la balanza de pagos porque México es un importador neto de productos petrolíferos, y el tema sería una más baja contribución de Pemex a los ingresos fiscales del gobierno, lo que por otra parte, elevaría la necesidad mayores apoyos del gobierno a Pemex para ayudarle a cumplir sus objetivos.

“Este es nuestro foco y creo que la perspectiva negativa habla por sí misma (…), pusimos a México en perspectiva negativa en marzo de 2019 y afirmamos dicha perspectiva de calificación en diciembre del año pasado”, recordó.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí