Por Diana Domínguez Galván

Especialistas y representantes del sector de transporte de pasajeros estimaron que la pandemia del Covid-19 provocará pérdidas en el sector del transporte público en México por alrededor de 40 mil millones de pesos entre los años 2020 y 2021, lo que implica que esa industria está ya en crisis e hicieron un llamado urgente para su rescate ante la nueva normalidad.

Durante la conferencia de prensa Impactos del COVID-19 y propuestas para la recuperación del transporte público en México, especialistas y representantes del sector hicieron un llamado urgente a la acción coordinada para recuperar el transporte pùblico en las ciudades.

La directora Ejecutiva del Instituto de Recursos Mundiales (WRI, pro sus siglas en inglés) para México y Colombia, Adriana Lobo, expuso la necesidad de tomar accines para el rescate del transporte público, uno de los que sufrió un enorme impacto por la pandemia.

 


Expuso que en México mas de la mitad de la poblacion se mueve dirario en trasporte público. Sin embargo, a la llegada de la pandemia el flujo de personas que se transportan en él cayó de manera intempestiva por el miedo al contagio.

Al respecto, el director de movilidad de WRI para México y Colombia, Fernando Páez, invormó que al inicio del confinamiento la caída fue hasta del 60 por ciento y hoy ese porcentaje se encuentra en 30 puntos, muy por debajo de los niveles que se tenían antes de la pandemia.

Sumando a ello, Adriana Lobo, señaló que las familias mesxicanas de menores ingresos destinan 20 por ciento de sus ingresos al transporte público, porcentaje que se duplicó, debido a que la gente empezó a buscar otras opciones de movilidad más seguras.

Este porcentaje representa el doble de lo que destinan los mexicanos pormeido a vivienda.
“El 38 por ciento de las personas han modificado su medio de transporte por temor. Eso ha traido périddas muy improtantes al sector” y hoy el transportista está sin poder hacer frente a sus compromisos financieros.

Al cierre del año 2020, las p{erdidas del sector acumularon unos 19 mil 500 millones de pesos , cifra que de acuerdo con WRI se repetirá en el año 2021.

“Los transportistas son los que han hecho frente a esos embates, pero tenemos que regresar a lo básico de que es un derecho fundamental que el estado tiene una obligación importante para atender la necesidad de movilidad”.

El presidente de la Asociación Mexicana del Transporte, Nicolás Rosalaes, dijo que estas condiciones que ya se venían viendo y se agudizaron con el tema de la pandemia, dejan en claro la necesidad de hacer un cambio en el modelo de negocio del transporte público en el pais.

Respecto a las pérdidas, habló de miles de millones de mpesos que pueden ser incunatificables e incluso dijo que al inicio de la pandemia la reducción de usuarios llegó a alcanzar incluso el 85 por ciento.

Ennumeró que el transporte público tendrá el reto de sobrevivir a la crisis financiera, adaptarse a la nueva normalidad y la nueva movilidad y nuevos modelos de negocio.
Para empezar la crisis económica frenó los procesos de renovación de unidades.

Consideró necesario revisar los planes de movilidad en cada entidad del país para aprovechar la lección de la pandemia y los cambios de conducta de los tomadores de decisiones en el sector, pues es necesaria una nueva agenda en el transporte con un plan de rescate para el mismo , cuya operación hoy está en riesgo.

El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (Anpact), Miguel Elizalde, asegurò que el impacto de la pandemia hasta el día de hoy en la movilidad y la renovaciòn de la flota, refleja una caída aproximada del 52 por ciento en vehículos de pasaje.

Esta caída ha impactado la reducci{on de emisiones, la seguridad vial y la movilidad incluyente que genera el transporte público.


“Por ello es necesario impulsar e incentivar la renovación vehicular por los beneficios que genera para los usuarios y sociedad en su conjunto”.

En renovación vehicular, el sector está hoy al 29 por ciento por debajo del 2019, el año prepandemia.

Las ventas de vehículos pesados de pasaje fue del 52 por ciento de enero a mayo de 2021, comparado con el mismo periodo del año 2019.

La venta de autobuses foráneos cayeron 89 por ciento en los primeros cinco meses del año, el segmento que mas ha caido, en tanto que el resto de autobuses de pasajeros que no son foráneos cayó 41.6 por ciento en igual periodo.

“Para solucionarlo, proponemos siete puntos” y dijo que se debe impulsar la política pública para la movilidad y seguridad vial a nivel nacional; impulsar el financiameinto y renovación vehicular, ptenciar incentivos verdes y armonizar normas ambientales para reducir emisones en el autotransporte.

Tener una infraestructura vial y energética para el autotransporte; profesionalización de los trabajadores de la indsutriqa del autotransporte, el comercio exterior y autotransporte con la implementación del TMEC y TLCUEM y el cumplimiento y supervisión del marco normativo del sector del autotransporte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí