Red de corresponsales

Se calcula que en Tamaulipas no se tendrán este año ingresos por 6 mil 239 millones de pesos en materia de turismo, de los cuales una tercera parte se generaba durante el verano, temporada en la que llegaba a la entidad una cifra de 3.7 millones de personas.

Al respecto, el presidente de la Asociación de Hoteles, Íñigo Fernández, reconoció este impacto en la principal actividad que tiene el sur del estado como es el turismo, pero dijo que se están buscando estrategias para mitigar la afectación.  La playa Miramar de Ciudad Madero, considerada el principal atractivo turístico de la entidad, se mantiene cerrada y de acuerdo con el alcalde Adrián Oseguera así continuará hasta que haya certeza de que dejó de representar un riesgo de contagio covid-19.

Sin embargo, la apuesta del sector hotelero es que se conceda su reapertura y alcanzar a aprovechar el último tramo del verano.  La derrama que no será  Con base en información del cuarto informe de gobierno, del inicio de la administración al cierre de 2019 se tiene en Tamaulipas un acumulado de la afluencia de visitantes por 25 millones 321 mil 869 personas.

Y comparando el cierre de 2016 contra el de 2019 se dio un crecimiento de 86% en el ámbito turístico. Pasó de 4 millones 865 mil 073 paseantes a 9 millones 043 mil 240 y se estima que la derrama económica fue de 6 mil 239 millones de pesos el año pasado, misma que no se va a tener debido a la pandemia de coronavirus en 2020.

Apoyo, con sana distancia “La derrama económica que nose va a obtener claro que es necesaria; sin embargo, en estos momentos es más importante cuidar que se respeten los lineamientos de salud y poder rescatar las últimas dos semanas del periodo vacacional más largo del año y con ello tener un respiro”, señaló el representante del sector hotelero en la zona sur, Íñigo Fernández Bárcena.

Admitió que el panorama es muy sombrío, pero se dijo consciente y muy realista; en ese sentido, agregó, no pretenden recuperar los niveles de ocupación que tenían antes de que llegara la pandemia de covid-19 a nuestro país, estado y región.  “Por eso estamos trabajando, queremos arañar ese ligero respiro de las últimas dos semanas de vacaciones si se pudiera abrir la playa”, refirió.

El empresario recalcó que mientras no se cumplan los lineamientos que han marcado las autoridades, no se verán beneficiados con la visita de turistas en este segundo periodo vacacional más importante del año.  “Tenemos que abocarnos a concientizar a nuestra población, colaboradores, amigos y familiares para respetar las medidas y tratar de contener esa curva epidemiológica y así tener la esperanza que para el 28 de julio se pueda reabrir la playa; por lo menos tener un par de semanas del actual periodo vacacional de verano, que evidentemente lo necesitamos”.

En el 2019, indicó, el sector hotelero registró una ocupación total del 69%, donde obviamente los fines de semana fueron los más demandados, pero hoy en día la ocupación al cierre de junio fue menor al 20 por ciento.  “Estamos hablando de 50 puntos porcentuales menos y es evidente que no vamos a llegar a esos niveles”, sostuvo. Y es que autoridades han señalado que las familias siguen haciendo fiestas y reuniones; el transporte público no ha respetado los lineamientos sanitarios y las personas no se están poniendo el cubrebocas en la calle, “todo eso tiene mucho que ver”, comentó el entrevistado.

“Si no nos sumamos para que los lineamientos de todos los sectores se cumplan y la población haga lo que le corresponde, no vamos a poder avanzar en el tema sanitario, nos vamos quedar así”, agregó.

Se interrumpen avances  En el 2019, producto de la promoción que se hizo en diversos estados de la República y en Texas, Tamaulipas obtuvo un crecimiento del 18 por ciento durante el periodo vacacional de verano, en comparación al mismo lapso de tiempo del 2018, logrando 3 millones 750 mil visitantes, los cuales dejaron una derrama de 2 mil 100 millones de pesos.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí