Por Diana Domínguez Galván

Fabricantes de camiones de transporte urbano y foráneo de pasajeros enfrentan la situación mas crítica de su historia, después de que en abril pasado no fabricaron un solo vehículo en el país, mientras que en al primer cuatrimestre del año produjeron sólo 14 unidades, pues la industria reporta un aforo de pasaje de  apenas del 50 por ciento.

El presidente de la Asociación Nacional de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (Anpact), Miguel Elizalde, informó que mientras el resto de los segmentos de vehículos pesados inició su recuperación, después de la pandemia del Covid-19, la producción de unidades de pasaje cayó cien por ciento, en relación con abril del año pasado y  de enero a abril la caída fue de 94 por ciento.

La depresión del segmento en el sector inició con la pandemia del coronavirus, ante las restricciones de viajes y turismo durante la emergencia y aún no hay una recuperación.

Como consecuencia, en abril pasado no se registraron exportaciones de vehículos de pasaje, con lo que en el cuatrimestre sumaron sólo 23 unidades exportadas, es decir, una caída cuatrimestral del 95.7 por ciento.

El dirigente dijo que en si bien hay un par de plantas que exportan autobuses, cuando hay un distanciamiento social se caen al mínimo y de un récord de producción de 200 mil unidades que se llegaron a fabricar con la generación de  24 mil empleos directos, ahora hacen grandes esfuerzos por permanecer.

“Vemos como la caída es principalmente porque la gente no está saliendo en autobuses. entonces vemos una caida muy severa en autobuses foráneos, aunque en autobuses urbanos es diferente”.

En este tema dijo que en los últimos seis meses se han importado más vehículos usados del segmento de vehículos urbanos que los nuevos vendidos en el país.

Los compradores estan recurriendo a unidades importadas usadas, lo que supone entonces una caída crítica en la venta de unidades nuevas.

En su momento, el director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (Amda), Guillermo Rosales, dijo que la recuperación del sector de vehículos pesados en general está muy ligada a los avances de los programas de vacunación y con ello de la movilidad.

 

Por lo tanto, podría esperarse un impacto positivo en los siguientes meses, no de inmediato, sino que previó que será una curva lenta de recuperación en los siguientes años.

Sin embargo, hay una problemática particular en el transporte urbano de pasajeros en donde además del reto de recuperar la movilidad social, hay una limitante vinculada con las políticas tarifarias que genreran que los transportistas no tengan la capacidad para poder renovar suparque vehicular, como producto del estancamiento en las autorizaciones de los gobiernos del costo del boleto”.

Esto, dijo que resta competitividad a la economía y es un rezago que se ha llevado como país y como consecuencia también impacta en la industria automotriz, fabricante y distribuidora de los autobuses urbanos y suburbanos.

Es por ello la insistencia en un programa de renovación vehicular a través de subsidio directo del gobierno federal y gobiernos estatales, hagan posible acercar o disminuir la brecha entre lo que es el parque vehicular obosleto con el que cuenta el paiís y tener uno más eficient y satisfactorio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí