Redacción

Debido a las “fallas” que se dieron por empresas constructoras, unas 650 mil viviendas han sido abandonadas en todo el país, aseguró el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT).

De acuerdo con el organismo, encabezado por Carlos Martínez Velázquez, trabajan en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) para recuperarlas.

Del número total de casas abandonadas, 171 mil forman parte del programa conjunto con la SEDATU para su recuperación, mismo que deberá concluir en 2024.

Recientemente, el director general del Infonavit dijo que tanto el organismo que encabeza como la SEDATU han desplegado acciones para la regeneración de vivienda abandonada.

De 2015 a noviembre de 2018, el instituto realizó ventas al mayoreo de casas abandonadas recuperadas, es decir, las subastó con afectación a los trabajadores acreditados.

Martínez Velázquez explicó en su momento que este esquema de reventa no garantizaba elementos básicos como acceso a servicios municipales, habitabilidad de las casas, entre otros.

En 2018, el Infonavit subastó 22 mil 793 viviendas, mismas que fueron vendidas a terceros y ellos a su vez las revendían a precios más caros de como las adquirían.

Al Infonavit le pagan 133 mil pesos en promedio por casa, y ellos la revendían en 328 mil pesos, además de las entregaban sin recuperación del entorno urbano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí