Red de corresponsales

En el marco de la sesión legislativa para darle cauce oficial a la victoria de joe Biden en las pasadas elecciones presidenciales en Estados Unidos, el Capitolio de ese país se vio obligado a cerrar sus puertas, con los legisladores en el interior, luego de que se produjeron choques violentos entre partidarios del presidente Donald Trump y la Policía.

Ante ello, el alcalde de la capital estadounidense ordenó un toque de queda nocturno después de que manifestantes a favor de Trump trataron de ingresar a la fuerza en el Capitolio.

De esta manera, se emitió un anuncio en el interior del cuerpo legislativo, donde estaban reunidos los legisladores que esperaban votar para certificar la victoria de Joe Biden. Debido a la “amenaza exterior a la seguridad” nadie podía entrar ni salir del edificio, según la grabación.

Por ello, las dos cámaras se declararon en receso, obligando a suspender el debate del Colegio Electoral.

Los jaloneos se produjeron en el lugar donde el presidente electo Biden prestará juramento dentro de dos semanas.

Los manifestantes derribaron las barricadas metálicas al pie de las escalinatas del Capitolio, y enfrentaron a policías con equipo antimotines. Algunos trataron de pasar, y se vio a agentes que lanzaban aerosol irritante para contener a la multitud. Algunos de los manifestantes vociferaban “traidores” a los agentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí