Por Alejandro Durán

En marzo de este año, la industria de la construcción cayó 9.1 por ciento a tasa anual, con lo que ligó 33 meses a la baja, la peor racha de la que se tenga registro.

De esta manera, la última ocasión en que dicha actividad productiva reportó crecimiento a tasa anual fue en junio de 2018, un mes antes del triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones presidenciales de aquel año.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la caída de 9.1 por ciento a tasa anual que reportó el valor de la producción de la industria de la construcción en marzo pasado fue resultado del comportamiento negativo que mostraron sus tres principales componentes: Mientras que la Edificación se desplomó 13.9 por ciento, el rubro de Trabajos especializados para la construcción bajó 11.2 y el valor de la producción en el sector de obras de ingeniería civil cayó 2.6.

Por lo anterior, en el primer trimestre del año, el valor de la industria de la construcción bajó 14.7 por ciento respecto a lo reportado en el mismo periodo de 2021.

Según el reporte del INEGI, el Estado de México encabezó el mayor desarrollo de proyectos en la industria de la construcción, con el 12.7 por ciento, seguido por Nuevo León con el 11.9 por ciento. La Ciudad de México participó con el 6.2 por ciento. En el otro extremo se situaron Zacatecas e Hidalgo (con el 0.8 por ciento cada uno), Morelos (0.5), y Tlaxcala (0.1 por ciento).

Finalmente, en su comparativo mensual, resultó que durante el tercer mes del año en curso, el valor de la producción generado por las empresas constructoras aumentó 4.7 por ciento en términos reales respecto al mes precedente, con base en cifras desestacionalizadas.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí