Redacción

El sector fintech mexicano se ostenta como uno de los más grandes en Latinoamérica, junto con el de Brasil. Tan sólo entre 2018 y 2019, el número de empresas que integran este ecosistema repuntó 16 por ciento.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), se logró identificar un total de 394 startups fintech creadas en México al cierre de 2019*, aunque en el país operan más de 515. Esta diversificación representa una oportunidad de bajo riesgo para quienes quieren aprender a invertir y hacer crecer su dinero, ya que Fundary ha logrado reducir el monto mínimo de inversión a 2,500 pesos.

“La filosofía desde que iniciamos Fundary es que tenemos que hacer un esfuerzo por democratizar las finanzas del país, quitarle lo tedioso a los procesos de servicios financieros, tanto para los que solicitan un crédito, como para los que buscan oportunidades de inversión. Nos esforzamos porque la experiencia financiera con nosotros sea sencilla, amigable y rápida”, comentó Marcelo De Fuentes, CEO y fundador de Fundary.

Para promover la fidelidad y reincidencia por parte de los solicitantes, además de dar certidumbre a los inversionistas se ha diseñado el producto “Liquidez Fundary”, que funciona como un mercado de cesión de derechos de financiamiento, donde los inversionistas podrán poner a la venta sus derechos sobre las inversiones realizadas.

En lo que respecta a incentivar la inversión, Fundary busca ofrecer una “cancha pareja” para todos, ya que la rentabilidad es la misma, sin importar el monto destinado, pero sin descuidar sus recursos; para ello se encarga de publicar solicitudes de créditos de las empresas eliminando así los créditos personales, a través de una metodología de selección, que provee información que no sólo autoriza al cliente para ser susceptible de un crédito, sino que proporciona adicionalmente montos máximos por los cuales podrá solicitarlo. Esto ayuda a generar un círculo positivo entre su buen comportamiento y su capacidad de endeudamiento.

“Lo que nosotros queremos en nuestro país es dar acceso a las personas a invertir, en un lugar en donde su dinero no pierda valor a lo largo del tiempo y sus ahorros vayan creciendo. Con el crowdfunding, el dinero puede venir de muchas personas que no tienen que ser grandes inversionistas. Al confiar en la tecnología y la valuación que hacemos pueden destinar recursos y obtener rendimientos superiores a los de la banca tradicional”, explicó Roberto Tavera, Director Comercial y de Mercadotecnia de la compañía.

Todo esto representa una ventaja para quienes desean hacer crecer su dinero, pero no tienen los conocimientos o el tiempo suficiente para hacerlo, en especial en un mercado como el mexicano, donde existen cerca de 300 mil cuentas de inversión en casas de bolsa en México, es decir, 1 de cada 400 personas, mientras que en Estados Unidos son 5 de cada 10. Incluso, considerar en invertir en una fintech puede ser una mejor opción, ya que a diferencia de otros instrumentos que cotizan en el mercado bursátil no es afectado por la volatilidad derivada del tipo de cambio.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí