A la memoria de Raúl Correa Enguilo

Hace unos meses, en una manipulación abierta, los consejeros estatales de Morena en Querétaro, autorizaban ilegalmente, el nacimiento de una nueva figura orgánica que sustituyera a los Comités Municipales toda vez que éstos habían terminado sus funciones en tiempo y forma y no estaban dispuestos a esperar que saliera la convocatoria oficial. De acuerdo con el artículo 20 del estatuto de Morena; “Una vez cada tres años, el Comité Ejecutivo Nacional emitirá una convocatoria para realizar los congresos municipales”. Por razones diversas, el CEN nunca emitió la convocatoria aludida, y por ello, cualquier intento que contravenga sus disposiciones sería absolutamente apócrifo.

El Consejo mencionado, hizo caso omiso de las advertencias por parte de la Representación ante el IEEQ y decidió seguir adelante con la farsa.

Un tiempo después, “nacían”, con un profundo desprecio y desdén a los documentos básicos de Morena, unas fraudulentas “Coordinaciones Municipales” que fueron impugnadas de inmediato por la militancia.

Por su origen y composición, estaba claro que cualquier acuerdo que surgiera de estos entes amorfos carecerían de la más elemental validez.

El pasado 14 de enero, tres de estos órganos ilegítimos (Querétaro, Corregidora y El marqués) emitieron un confuso “boletín de prensa” a nombre de Morena Querétaro, pasando por alto que no cuentan con la personalidad que les acredite para realizar estos menesteres, y tampoco para suplantar a la Comisión Nacional de Elecciones.

La parte central del texto, se centra en descalificar al ciudadano sin partido Arturo Maximiliano García, esgrimiendo un purismo  hipócrita, al aludir a su pasado panista. Estas personas no saben que Morena es un partido plural e incluyente y que la apertura a todas las corrientes hizo posible el triunfo histórico de 2018.

Tampoco quieren saber que el artículo 44 del propio estatuto establece en su inciso b que: “Del total de candidaturas regidas por el principio de representación uninominal, se destinará hasta el 50 % de las mismas a personalidades externas”. Por si fuera poco, el inciso c dice: “Las listas de candidaturas por el principio de representación proporcional incluirán a un 33 % de externos que ocuparán la tercera fórmula de cada tres lugares”.

No es el camino más elegante por parte de estos grupúsculos eliminar adversarios por medio de la calumnia y la mentira. Morena no niega la participación a ningún ciudadano mexicano honorable que tenga vigentes sus derechos políticos.

La competencia que obliga el estatuto, es iniciar el registro con la entrega de documentos, y después exponerse a una encuesta de reconocimiento y preferencias de la ciudadanía para poder elegir a la persona que esté en capacidad de ganar. Así de simple, así de fácil.

Los aspirantes, antes, tendrán que esperar a que “salga” la convocatoria por parte de la Comisión Nacional de Elecciones y sujetarse a las reglas que éste mismo órgano fije.

Resulta paradójico que varios de los “miembros” que acusan sin razón al ciudadano Arturo Maximiliano García, no son miembros de Morena y tampoco su “candidata” principal.

Arturo, es un prestigiado hombre queretano cuya fama trasciende a sus propias actividades (notario público, conductor de radio, columnista). Y si, es el amplio favorito en todas las encuestas de los precandidatos virtuales por Morena y el ganador de la presidencia municipal de Querétaro en la mayoría de los sondeos.

¡Morena Querétaro debe quedar a salvo en los chantajes de sus infiltrados!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí