Redacción

México está en transición de convertirse de un país de niños y jóvenes a uno de adultos principalmente, pues en tan sólo 28 años el porcentaje de mexicanos menores de 29 años bajó de 67.7 a 49 por ciento en ese lapso, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

A través del reporte “Estadísticas a Propósito del Día Mundial de la Población (el próximo 11 de julio)”, el instituto precisó que, en cuanto a la estructura por edad, datos censales de 1990 y de 2018 indican que la población infantil de menos de 15 años disminuyó su participación porcentual al pasar de 38.3 por ciento en 1990 a 25.3 en 2018.

Y en esa misma línea, también la participación relativa de la población joven (15 a 29 años), bajó de 29.4 a 24.6 por ciento.

Y por lo tanto, el porcentaje de los adultos de 30 a 59 años aumentó en ese periodo de 25.5 por ciento a 37.8, mientras que la de 60 años o más creció de 6.2 a 12.3 por ciento Ambos segmentos suman 50.1 por ciento.

“El país está pasando por un proceso de envejecimiento demográfico, es decir, por un aumento en la proporción de personas de 60 años o más y la disminución de la población infantil y joven”, argumentó el INEGI.

Por lo anterior, el instituto consideró que este escenario implica diseñar políticas orientadas a mejorar el bienestar de vida de las personas que pasan por este ciclo de vida o que en un futuro cercano la transitarán.

Así lo manifiesta, agregó el INEGI, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) cuando señala que “en las próximas décadas, muchos países estarán sometidos a presiones fiscales y políticas debido a las necesidades de asistencia sanitaria, pensiones y protecciones sociales de este grupo de población en aumento”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí