Por Francisco Romero

Mientras que varios pauses europeos han determinado suspender la aplicación de la vacuna AstraZeneca por detectar reacciones secundarias en quienes las reciben, en México el presidente Andrés Manuel López Obrador, solicitó a su homólogo estadounidense, Joe Biden, dosis de ese producto, lo cual, informó el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, resultó provechosa.

“La negociación fue exitosa”, afirmó el funcionario.

De acuerdo con reportes, López Obrador pidió al presidente estadounidense, Joe Biden, “un préstamo” de vacunas a principios de marzo, pero hasta ahora no había tenido ninguna respuesta favorable.

López-Gatell estimó que a mediados de abril el país podrá estar inmunizando a unas 600 mil personas diariamente, aunque recalcó que esto dependerá de la cantidad de dosis que se tengan disponibles.

“A partir de abril vamos a tener una duplicación del abastecimiento semanal o mensual de vacunas (…) eso ya permite programar (la vacunación) para municipios más grandes e incluso ciudades completas”, puntualizó.

Además, dijo que conforme se complete el abastecimiento de la vacuna de AstraZeneca, que se envasa en el país, se podrán tener más dosis disponibles y se logrará avanzar en la vacunación de la población.

Al respecto, el canciller Marcelo Ebrard dijo que Estados Unidos informará el viernes sobre la petición que hizo México de vacunas de AstraZeneca, en virtud de que en México ya fue autorizada su aplicación y en aquel país todavía no.

España, Alemania, Francia e Italia son los últimos países europeos que han ordenado la suspensión temporal del uso de la vacuna contra el covid-19 de Oxford-AstraZeneca debido a una pequeña cantidad de problemas de coágulos de sangre. La suspensión va en contra de los consejos de las agencias médicas internacionales mientras la tercera ola de infecciones se cierne sobre el continente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí