Rosalba Amezcua

Carlos Pavón Campos, Secretario General del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico FRENTE, denunció a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, (JFCA) quien dijo,  violenta el estado de derecho en favor del Senador Morenista, Napoleón Gómez Urrutia en el caso de la mina de Cosalá, Sinaloa.

El también diputado por el Partido Revolucionario Institucional, (PRI) en conferencia de prensa, alertó que el organismo dependiente de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, favorece las maniobras extorsionadoras de Napoleón, y ha incurrido en violaciones a la libertad sindical al no tomar en cuenta, en tiempo y forma,  a otras organizaciones que reclaman la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT)  en la mina San Rafael.

“La JFCyA favorece notoriamente al sindicato de Napo en el recuento de votos que se realizará el día 17 de septiembre, pues no avisa con tiempo suficiente  a las otras organizaciones involucradas por el temor de que Gómez Urrutia no gane el recuento. Es un recuento amañado”, indicó.

El líder minero,  precisó que   ante estas violaciones de la propia Junta, el FRENTE interpondrá una queja ante los panelistas laborales del T-MEC toda vez que tiene que dar fecha del recuento con 24 horas hábiles, y eso no pasó,  ·dejó en plena indefensión a los otros sindicatos, todo para favorecer a Napo. La libertad sindical para la JFCyA no es válida, buscan favorecer a sus políticos cercanos”.

Pavón Campos, agregó que “las sucias maniobras de la JFCyA” , y el cierre unilateral de la mina, el 26 de enero pasado por parte de operadores del actual senador morenista, provocaron que la empresa subsidiaria Trituradores Minero del Noroeste diera por terminadas las relaciones laborales.

Esto fue precisó,  una toma ilegal porque nada tenía que hacer Napo y su sindicato en la mina, no tenían Contrato Colectivo de Trabajo y desde un principio hubo una clara violación  a la libertad sindical en la mina”, explicó.

Asimismo,  acusó que hay agresiones físicas hacia los trabajadores que no quieren a Gómez Urrutia como amenazas y todo tipo de chantaje por parte de su operador Yasser Beltrán, y al no existir las condiciones mínimas para seguir operando la empresa decidió dar por terminadas las relaciones laborales, conforme al artículo 434 y demás relativos a la Ley Federal del Trabajo.

El dirigente de los mineros FRENTE, mencionó que  una vez más, las extorsiones del actual senador morenista en Cosalá han dejado pérdidas por más de 20 millones de dólares, así como la pérdida de alrededor de 300 empleos directos, esto en momentos en que el país necesita de empleos e inversiones.

Además de que los trabajos en la mina San Rafael fueron detenidos de manera ilegal desde el 26 de enero por parte de Yasser Beltrán y un grupo de golpeadores. Sin que hubiera algún Contrato Colectivo de Trabajo de por medio, argumentaron falta de seguridad laboral a pesar de que la empresa fue reconocida por el Concurso Anual de Seguridad, de la Cámara Minera de México.

“El modus operandi de Napo es ese: tomar centros de trabajo mediante la amenaza y la violencia, siempre argumenta la falta de seguridad, pero él es el principal peligro para la seguridad de los trabajadores y la estabilidad económica y social del país. En todos los conflictos mineros siempre está presente este sujeto”, concluyó el diputado  Pavón Campos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí