Si bien es cierto la aplicación de un proceso democrático amenaza la supervivencia política del trinomio: Bertha Luján-Alfonso Ramírez Cuéllar-Héctor Díaz-Polanco, ellos tendrán que entender que su instrumentación es de carácter obligatorio. En otras palabras, todas las sentencias del TEPJF son definitivas e inapelables.

La estrategia, para ganar tiempo y espacios que ya no les corresponden, resulta, no sólo poco elegante, es en extremo dañina para la imagen y el desarrollo del importante proceso electoral en puerta.

Ramírez Cuéllar bajo el tutelaje de Bertha Luján, convoca con impunidad y afanes clientelares a los “consejeros estatales electos en 2019”. Esto es una burla y juego perverso contra esos compañeros y un acto de rebeldía contra la sentencia del TEPJF que dejará sin efectos legales las asambleas realizadas en Octubre de 2019, pues se vieron violentados los derechos políticos del grueso de la militancia al impedir su participación.

Debe quedar muy claro: Eviten el engaño, NO existen consejeros elegidos en 2019. Prevalecen los del 2015.

EL TEPJF ordenó al CEN de Morena, que para la elección de presidente(a) y secretario(a) general del nuevo Comité Ejecutivo Nacional de Morena, que habrá de iniciar labores -a más tardar- el 1º. de septiembre de 2020, se aplique una encuesta ABIERTA a TODA la ciudadanía.

El trinomio referido, pretendía hacerlo de manera sectaria sin que existiera un padrón confiable. Debemos recordar a la población: Morena a diferencia de otros partidos, es del pueblo de México y éste podrá elegir a sus dirigentes.

Se incumplió también la sentencia emitida por el mismo Tribunal para que el CEN de Morena depurara en los últimos cuatro meses el padrón y fuera incluida la militancia previamente afiliada, haciendo entrega de la credencial oficial correspondiente. Con indolencia deliberada, no se hizo nada al respecto.

Lo anterior, sumado a la pandemia, cuyos “semáforos verdes” están previstos para instalarse -en el mejor de los casos- en el mes de octubre, impedirían la realización de asambleas presenciales en todo el territorio nacional.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sugiere el uso de “herramientas tecnológicas” como alternativa para la encuesta y el resto del proceso. No existe PRETEXTO alguno que impida la realización de la renovación de consejeros y dirigencias en plena pandemia.

Sugiero, como método alterno, que existe en el estatuto para cargos plurinominales, la insaculación. Para ello, los militantes interesados (que puedan probar su militancia), se inscriban en cada distrito federal, se hace el sorteo de forma virtual con la presencia de un interventor y listo. En un día podrían ser elegidos los tres mil consejeros estatales y otros cargos. Esta sería una alternativa rápida, segura y transparente.

Creo, por razones de certeza colectiva, la encuesta deberá ser realizada por una empresa, cuyo prestigio y seriedad, esté fuera de toda duda.

¡Morena debe construir un orden democrático que aliente y conmueva!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí