Redacción 

Se estima que en México existen 4 millones de personas que viven con dermatitis atópica moderada a grave[i], mismas que han tenido que enfrentarse a diversas dificultades con el confinamiento y las medidas de sanidad necesarias para combatir el COVID19, pues algunas de estas pueden incrementar algunos de sus síntomas u ocasionar un impacto negativo en su salud física y mental.

Los estados con mayor incidencia en México son Tabasco, Yucatán, Tamaulipas, Sonora y Campeche, los cuales, tienen una media de 6 casos por cada 1000 habitantes y colocan al padecimiento como un problema de salud que debe ser atendido.

En el marco del Día Mundial de la Dermatitis Atópica, conmemorado el 27 de noviembre, Sanofi Genzyme y la Fundación Mexicana para la Dermatología AC., buscan crear conciencia sobre cómo viven los pacientes con dermatitis atópica su confinamiento y las medidas necesarias para cuidarse.

“El lavado de manos, el uso de sanitizantes, llevar guantes y portar mascarillas son medidas que pueden parecer muy simples, sin embargo, cuando miramos a un paciente con dermatitis atópica moderada o grave, esto se convierte en una dificultad, pues los compuestos o materiales con los que son fabricados pueden dañar la barrera de la piel e incrementar sus molestias”, advirtió la Dra.Rossana Llergo, Presidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología AC.

La dermatitis atópica es una enfermedad crónica, incurable, sistémica e inmunológica que se manifiesta principalmente en la piel, caracterizada por brotes de diversas intensidades y un componente de inflamación tipo 2. Algunos de los síntomas son comezón intensa, agrietamiento, lesiones rojas, sangrado y costras.

Uno de los principales síntomas físicos de los pacientes es la resequedad de la piel, cuya presencia se acentúa durante ciertas épocas del año, como el invierno, debido a las bajas temperaturas y poca humedad, por lo que requieren de cuidados especiales para evitar mayores complicaciones. También es esencial poner atención a los materiales de las prendas que utilizan, ya que no todas son adecuadas para su piel[v]“Es fundamental que los pacientes apliquen crema hidratante antes de utilizar el cubrebocas y después de lavar sus manos, de igual forma deben evitar prendas de lana o telas que puedan causarles alguna reacción alérgica o irritación”, recomendó la Dra. Elsy Navarrete, Alergóloga e Inmunóloga Pediatra.

Las afectaciones van más allá de la piel, ya que el confinamiento también ha dado un impacto negativo en su salud mental. Ansiedad, depresión y estrés son algunas de las situaciones que han incrementado con motivo de la situación actual. Ante esto, los especialistas recomiendan que los pacientes practiquen deportes, realicen manualidades, prueben técnicas de meditación y hablen con sus familiares sobre sus inquietudes para relajarse.

Hoy más que nunca, es importante que los pacientes con dermatitis atópica en etapas moderadas y graves sepan que existen nuevas terapias para controlar su padecimiento, así como las molestias que genera.

”Los tratamientos para dermatitis atópica han cambiado radicalmente en los últimos años, Dupilumab representa 17 años de investigación y nuestra apuesta por una medicina cada vez más personalizada como los biotecnológicos y así, generar cambios notables en la calidad de vida de los pacientes y sus cuidadores”, explicó el Dr. Antonio Loaeza, Director Médico de Sanofi Genzyme y Líder Médico de Sanofi México.

Para Sanofi Genzyme, lo más importante es recordar a los pacientes seguir las recomendaciones de su médico, como el uso de hidratantes después del lavado de manos, la utilización de telas 100% algodón, no interrumpir sus tratamientos, y realizar actividades que les ayuden a relajarse y mantenerse alejados del estrés para así, vivir sin límites y hacer más llevadera la situación actual de confinamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí