Por Alejandro Durán

Derivado de la presión que generan alzas en los precios de energéticos y alimentos, México se perfila a registrar en este 2021 la mayor inflación en tres años.

Y lo anterior, analistas consultados por el Banco de México (BANXICO), elevaron de 4.17 a 4.58 por ciento su expectativa de inflación para el cierre de este año, lo que implicaría que la variable se ubicaría por fuera del rango objetivo de entre dos y cuatro por ciento que plantea el banco central.

De esta manera, la expectativa de los especialistas encuestados por el BANXICO sobre el índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), acumuló siete meses consecutivos con revisiones al alza.

Bajo dicho escenario, los economistas consideran que el BANXICO podría endurecer ligeramente su política monetaria al aplicar un incremento de 25 puntos base en su tasa de interés referencial, como parte de la estrategia para tratar de revertir el repunte que registra la inflación actualmente.

Y lo que sucede, es que, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), productos y servicios como el jitomate, la tortilla, el pollo, chiles frescos, el aguacate, así como la gasolina han reportado sensibles aumentos en lo que va de este 2021, lo que empujó al INPC a una tasa de 4.67 por ciento anual, la mayor alza desde diciembre de 2018.

En materia de crecimiento económico, los analistas consultados por el BANXICO aumentaron de 4.53 a 4.76 por ciento su expectativa de crecimiento económico para este año, con lo que sumaron ocho meses consecutivos de pronósticos al alza.

Para el 2022 y 2022, las previsiones se revisaron a la baja: De 2.68 a 2.66 y 2.28 a 2.19 por ciento, respectivamente.

Bajo dichas perspectivas y tomando en consideración los descalabros de -0.1 y -8.1 por ciento registrados en 2019 y 2020, respectivamente, resulta que la economía mexicana durante los primeros cinco años de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador experimentará un crecimiento promedio anual de 0.2 por ciento.

Finalmente, respecto al mercado laboral, resulta que los economistas proyectan una débil generación de empleos para los dos próximos años: 435 mil y 384 mil para este 2021 y 2022, en ese orden. Se estima que cada año, en México se requieren, al menos, un millón de nuevos empleos para cubrir la demanda de empleo que representan los jóvenes que cada año se incorporan al mercado laboral.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí