Redacción.- El piloto de Fórmula 1, Sergio Pérez reclama el pago de 2.8 millones de dólares (58 millones de pesos) a MG1 Asistencia Integral, una empresa outsourcing de Pemex, la cual le retiró “el patrocinio de forma anticipada y con mala fe”, un contrato que ampara el patrocinio de Pemex, acordado el 9 de octubre de 2018 y todo el 2019, pero este último año no se llevó a cabo debido al cambio de sexenio.

La petrolera argumenta que tuvo “otras prioridades de gasto” por lo que ya no pudo seguir con el patrocinio para la temporada 2019, así lo dio a conocer el diario de Chihuahua.

El Juzgado Noveno de Distrito en Materia Civil rechazó la petición de Checo Pérez de asegurar cuentas de MGI hasta por 2.8 millones de dólares, como medida cautelar. Pero eso no quiere decir que todo esté dicho, ya que el juez Rodolfo Sánchez Zepeda dictó el 9 de octubre pasado sentencia, en la que absolvió en parte y condenó en parte a MGI, pero la sentencia aún no ha sido publicada por el juzgado, debido a que ambas partes apelaron la sentencia ante un tribunal unitario, por lo que el caso final se prolongaría por varios meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí