Por Mónica Delgado

El crudo mexicano de exportación registró un crecimiento semanal –el quinto de manera continua– de 2.43 por ciento o 1.06 dólares por barril más, al ubicarse el 4 de diciembre en 44.70 dólares por tonel, su nivel más alto desde el 25 de febrero de este año por segunda semana continua.

En lo que va del año, el precio del barril de la mezcla mexicana registra una disminución acumulada de 20.38 por ciento, es decir, 11.44 dólares por barril menos y un nivel promedio de 35.00 dólares por tonel, 14.00 dólares por debajo de lo previsto en la Ley de Ingresos para 2020, que es de 49 dólares por barril, esto es, 28.6 por ciento menor.

En su Gaceta económica, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) destacó que, a nivel global, del 30 noviembre al 4 de diciembre, los precios de los contratos a futuro de los crudos West Texas Intermediate (WTI) y Brent registraron alza, por quinta semana consecutiva, su mejor racha en seis meses, ante el optimismo de que se autorice un paquete de estímulo económico en los Estados Unidos.

A ello se sumó expectativa de que la aprobación de la vacuna para prevenir el COVID-19 impulse la demanda de combustibles antes de lo esperado y al acuerdo de la OPEP+ de ajustar en solo 0.5 millones de barriles diarios el recorte de la producción mundial de crudo, para pasar de 7.7 millones de barriles diarios a 7.2 millones de barriles diarios a partir de enero 2021.

Así, el WTI para enero y Brent para febrero de 2021 mostraron una variación durante la semana de 1.60 por ciento, es decir, 0.73 dólares por barril más y de 2.07 por ciento, es decir, 1.00 dólares por tonel más, respectivamente, al cerrar el WTI en 46.26 dólares por barril y el Brent en 49.25 dólares por tonel el 4 de diciembre, sus mayores niveles desde principios de marzo pasado por segunda semana consecutiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí