Por Mónica Delgado

En un contexto en el que un gran sector de la población mexicana no cuenta con servicios financieros, surge la opción del telcobank, una startup mexicana que combina tres sectores: financiero, asegurador y de telecomunicaciones, denominada Miio.

Y es que en México, sólo el 47% de la población tiene una cuenta bancaria; es decir, poco menos de la mitad de los mexicanos tienen acceso a los servicios financieros, de acuerdo con datos del INEGI, por lo que aún hay una gran brecha para que exista una verdadera inclusión financiera en el país.

Una encuesta del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), revela que el 75.1% de la población tiene telefonía celular; sin embargo, sólo 6 de cada 10 mexicanos usan su banda ancha móvil, ya que México es uno de los países de América Latina con el precio más alto por uso de datos (después de Bolivia),  según el estudio Inclusión digital en América Latina y el Caribe, realizado por GSMA, lo que hace que el mercado de este sector esté limitado a personas con un poder adquisitivo medio-alto.

Pese a que en la región el concepto es relativamente nuevo, en Asia y África los telcobanks ya han probado ser una opción para diversificar e incrementar el uso de servicios financieros entre los diversos sectores de la población. Un ejemplo de esto es, Ant Financial que recaudó 14 mil millones de dólares en 2018, se trata de la ronda de inversión más grande de la historia.

Miio es el primer telcobank de América Latina y funciona como una app que combina telefonía celular gratuita y servicios financieros digitales; ofrece servicio de telefonía móvil y de datos de manera gratuita, cuenta digital y tarjeta de débito, así como un programa de recompensas al pagar servicios a través de la aplicación.

Entre las ventajas que ofrece están: datos gratis al utilizar la tarjeta de débito, paquete de telefonía gratis al usar la tarjeta bancaria o precios reducidos acorde al uso del plástico y no cobra comisiones.

Miio es una empresa que está bajo la cobertura regulatoria de las Sociedades Financieras Populares (SOFIPO), y cuenta con seguro de fondo de protección; es decir que todas las cuentas de Miio están supervisadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Mientras que en el ámbito digital cada transacción que se realiza cuenta con un alto nivel de encriptación, así como una serie de procesos que se instalan en el teléfono y que impiden que los movimientos se realicen a través de otro móvil o lugar, incluso aunque se tenga la clave.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí