Por Alejandro Durán

A pesar de que en meses previos había mostrado tasas de crecimiento de hasta cinco por ciento, el consumo privado en México perdió fuerza durante agosto pasado pues apenas creció 1.8 por ciento respecto a julio, con lo que a tasa anual reportó una caída de 14.2 por ciento, con lo que sumó su sexta caída consecutiva.

Por lo anterior, el consumo privado en el país acumuló una caída de 12.1 por ciento en los primeros ocho meses de este año con relación a lo reportado en el mismo periodo de 2019, el peor registro para un periodo similar desde que se registra la variable (enero de 1994).

A través de un reporte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), precisó que la caída a tasa anual que reportó el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior (IMCPMI), fue resultado del comportamiento negativo que mostraron dos de sus principales componentes: Mientras que el consumo de productos nacionales retrocedió 13.3 por ciento, el de artículos importados bajó 21.6 por ciento.

A su interior, destaca la caída de 35.8 por ciento a tasa anual que reportaron los artículos duraderos de origen importado (como lavadoras, pantallas, refrigeradores, etc), lo que evidencia la cautela con que están operando los consumidores en México ante los embates económicos por la crisis sanitaria.

En línea con lo anterior, el comportamiento del indicador reportó un menor dinamismo en agosto pasado, al avanzar 1.8 por ciento respecto al mes inmediato anterior, inferior a las tasas de 5.6 y 5.4 por ciento que se reportaron en junio y julio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí