Por Diana Domínguez

La venta de vehículos ligeros durante el mes de septiembre de 2020 alcanzó 77 mil 784 unidades, lo que representó una disminución del 22.79 por ciento en comparación con septiembre de 2019, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), con base a datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), y demás armadoras.

De esta manera, las ventas acumuladas durante el periodo de enero a septiembre sumaron 664 mil194 vehículos ligeros, cifra menor en 30.48 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

El resultado del mes de septiembre fue superior en dos mil 870 unidades respecto a la expectativa de AMDA cifrada en 74 mil 914 unidades (3.83 por ciento).

En la comparación con las ventas del mes de agosto se registró una variación del 0.9 por ciento al incrementar 692 unidades.

Al respecto, Guillermo Rosales, director adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), explica que dichos resultados confirman la tendencia del mercado automotor mexicano de enfrentar una fase de rebote lento de la depresión causada por la crisis sanitaria COVID-19 que tuvo en el bimestre abril-mayo su mayor impacto con una disminución del 62% en el bimestre.

Agregó que a partir de la gradual reapertura de actividades ocurridas en junio el proceso de recuperación a perdido fuerza, así lo demuestra el hecho de que la variación porcentual respecto a las ventas del mes anterior ha venido disminuyendo significativamente. Es así que en junio se tuvo un incremento mensual del 49.6 por ciento, en julio del 16, en agosto del 5.8 y en septiembre sólo del 0.9 por ciento.

“Misma conclusión si evaluamos la comparativa mensual interanual que sigue marcando resultados negativos superiores al 20 por ciento y en cifras acumuladas durante el año en torno al 30 por ciento negativo”, apuntó.

Bajo dicho escenario, dijo que la prospectiva es que esta tendencia se mantenga por lo que seguimos estimando un Mercado Automotor de vehículos ligeros cercanos a 950 mil unidades al cierre del año, con una disminución cercana al 28 por ciento.

“En estos momentos es fundamental que se logre disminuir el número de personas contagiadas y los decesos causados por COVID-19 para que no haya un deterioro mayor de la economía”, afirmó Guillermo Rosales.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí