Por Francisco Romero

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, advirtió que presentará una iniciativa constitucional para acotar la reforma energética del 2013 para salvar a Petróleos Mexicanos (PEMEX), y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en caso, apuntó, de que no sea posible salvar a ambas empresas del Estado con el actual marco jurídico.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo informó que hará todo lo que esté a su alcance para preservar, según él, la soberanía energética del país.

“Le digo a los particulares que vamos a seguir aplicando la ley; que no se va a cometer ninguna injusticia, que se respetan los contratos y que si no podemos rescatar a PEMEX y a la Comisión Federal de Electricidad con el marco legal actual, entonces si presentaría yo una iniciativa de reforma a la Constitución después de las elecciones porque sería muy irresponsable de mi parte no hacerlo; yo no quiero que se privatice el sector energético, porque si no tenemos independencia económica, independencia en nuestras energía, no podemos garantizar nuestra soberanía como país independiente libres”, expuso.

Y lo anterior, porque ayer por la noche trascendió que López Obrador pidió a la Comisión Reguladora de Energía (CRE), no otorgar permisos de suministro de combustibles a marcas distintas a Petróleos Mexicanos (PEMEX), como parte de su idea de fortalecer a PEMEX y la CFE.

Desde mayo pasado, el organismo regulador no ha otorgado ningún permiso de venta al público, argumentando que lleva a cabo un examen para el otorgamiento de permisos en materia de hidrocarburos y electricidad.

Y hablando del sector energético, López Obrador, aprovechó la oportunidad para hablar sobre la dimisión de Alfonso Morcos Flores como director general del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE). Sobre éste punto, dijo que presumiblemente obedeció a que el ahora ex funcionario tiene una visión distinta a la que divulga el gobierno federal y porque también “porque está grande”.

“Entonces que les estoy diciendo a los integrantes de los organismos reguladores que nos ayuden para rescatar a PEMEX y a la Comisión Federal de Electricidad; hay quienes voluntariamente, por convicción lo hacen y otros que dicen yo no estoy de acuerdo porque tienen un pensamiento distinto, un pensamiento neoliberal; por eso se dio la renuncia; en este caso, entiendo que el señor está grande y lo que estamos planteando es que haya una distribución distinta y a él le preocupa me imagino pero ya se nombró al sustituto porque es una facultad de la Secretaría de Energía”, dijo.

El jefe del Ejecutivo tienen 66 años de edad y Morcos Flores 90 años. El ahora ex funcionario, quien ya había ocupado la dirección de la CENACE en el sexenio de José López Portillo, fue designado por el propio López Obrador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí