Redacción

Contrario a lo que se proyectaba, el cierre de este 2020 será muy difícil, pues el precio de los productos básicos aumentará por factores estacionales y este mes termina vecen la gracia otorgada por los pagos para el pago de tarjetas de crédito, advirtió la Alianza Nacional de Pequeños Contribuyentes (ANPEC).

Al respecto, el organismo dijo que el resultado de un monitoreo que realizó arroja que en el último trimestre los productos que encabezan la variación de precios al alza son: tomate verde (49.7 por ciento), arroz (47.6), limón (46.24), frijol (44.4), lentejas (42), cebolla (39.9), jitomate (35.29), chile serrano (24.44), café soluble (23), azúcar (18.33), chocolate en polvo (9.29 por ciento), entre otros.

Incluso, refirió que “de acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor y, sobre todo, al calor de las calles”, los precios de los 33 productos de consumo obligado de la canasta básica cerraron en septiembre pasado con un alza promedio anual del 25 por ciento.

Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC explicó que esto explica la constante inflacionaria derivada de la ultrademanda de estos productos por la pandemia y factores estacionales (sequías, inundaciones y heladas), así como los temas de inseguridad y el elevado costo de las gasolinas que encarece el suministro.

“La mayoría de los pronósticos del clima nos hablan de que tendremos un invierno gélido, debido al efecto “Niña”, que afectará la producción agrícola por las bajas temperaturas y fuertes heladas que se esperan. Esta escalada de precios afectará a prácticamente todo el territorio nacional. Son muchos los productos que sufrirán de una baja cosecha por Covid-19 más Influenza H1N1, heladas y sequías. El 2020 lo cerraremos con una tendencia al alza de los precios de los productos de consumo obligado de la canasta básica”, comentó Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.

Incluso, afirmo que con esta circunstancia, “lamentablemente están dadas las condiciones para el desabasto y, su fiel acompañante, la especulación”.

Aunado a todo esto, agregó, se colocaran en insolvencia muchos tarjetahabientes y personas con créditos hipotecarios y automotrices que usaron el periodo de gracia de hasta 4 meses que otorgó la Asociación Mexicana de Banqueros, a través de sus distintas cadenas de bancos, como una forma de paliar los efectos negativos de la pandemia, la cual llevó a miles a perder su empleo y fuentes de ingresos.

“Este periodo de gracia vence en este mes de octubre y nos llevará al inevitable punto de quiebre: Pagar, cumpliéndose el adagio: ‘No hay plazo que no se cumpla ni fecha que no llegue’; muchos aún no han recuperado su empleo y no tienen solvencia, por lo que caerán en la morosidad. Con justa razón, la gente dirá: Debo no niego, pago no tengo”, afirmó.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí