Por Alejandro Durán

Derivado del lento proceso que reporta la vacunación contra COVID19 en el país, la confianza entre los consumidores mexicanos recayó en febrero pasado.

Y lo anterior, porque de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), durante el mes pasado el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC), reportó un valor de 38.6 puntos, inferior a los 39.2 observado en enero y con lo que rompió una racha de tres incrementos mensuales.

El comportamiento del indicador fue resultado del comportamiento negativo que reportaron tres de s sus cinco principales componentes.

De esta manera, los componentes que mostraron caídas respecto a enero fueron: Situación económica en el momento actual de los miembros del hogar comparada con la que tenían hace 12 meses (bajó 1.7 puntos); situación económica del país hoy en día, comparada con la de hace 12 meses (cayó 1.2 unidades); y el rubro de posibilidades en el momento actual de los integrantes del hogar, comparadas con las de hace un año, para realizar compras de muebles, televisor, lavadora, otros, aparatos electrodomésticos, etc.

En contraparte, los rubros que mostraron avances fueron: Situación económica esperada de los miembros del hogar dentro de 12 meses, respecto a la actual (subió 0.4 puntos), y aquella respecto a la situación económica del país esperada dentro de 12 meses, respecto a la actual (creció 0.3 puntos).

Al respecto, Gabriela Siller, directora de Análisis Económicos de Banco Base, explicó que la recaída que reportó la confianza del consumidor durante el mes pasado obedeció principalmente a los contratiempos que muestra en México la vacunación contra COVID19 así cono la alta persistencia en el contagio del coronavirus.

“En febrero el Indicador de Confianza del Consumidor se ubicó en 38.6 puntos, luego de que los dos meses previos se observó mayor optimismo debido al inicio del plan de vacunación; el estancamiento de la confianza del consumidor se debió principalmente al deterioro de las condiciones epidemiológicas durante la primera mitad de febrero, lo que ocasionó que trece estados del país se ubicaran en el semáforo epidemiológico rojo. La confianza del consumidor se ubica 4.9 puntos por debajo del nivel observado hace 12 meses”, afirmó.

La Encuesta Nacional sobre Confianza del Consumidor (ENCO) se lleva a cabo durante los primeros veinte días de cada mes y tiene como base una muestra de 2,336 viviendas urbanas a nivel nacional, en las que se entrevista personalmente al informante, para el cual se requiere que al menos tenga 18 años de edad.  La ENCO se recaba en 32 ciudades que comprenden a la totalidad de las entidades federativas del país y el nivel de confianza de sus resultados es de 90 por ciento con un error máximo esperado del 15 por ciento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí