Por Alejandro Durán

Derivado de los impactos que deja la emergencia sanitaria por el COVID-19, el personal que labora en la industria manufacturera de exportación bajó 4.0 por ciento a tasa anual, lo que representó la mayor caída desde noviembre de 2009, cuando cayó 5.0 por ciento, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI),

De esta manera, el indicador no había reportado una caída de ese alcance en los últimos 121 meses, resultado de la caída de 4.4 por ciento que registró la nómina de obreros y de 2.4 de empleados durante abril de este año.

Cabe destacar que los mayores recortes de personal se reportaron en la fabricac9ión de prendas de vestir (-11.3 por ciento); curtido y acabado de cuero y piel (-9.3); industria de la madera (-8.5); y fabricación de muebles, colchones y persianas (-7.1 por ciento).

En su comparativo mensual, resultó que el personal ocupado en el sector manufacturero cayó 1.9 por ciento de marzo a abril de este año, en donde las horas trabajadas disminuyeron 28.6 por ciento y las remuneraciones medidas reales pagadas, que incluyen sueldos, salarios y prestaciones sociales fueron inferiores en 2.1 por ciento, de acuerdo con datos ajustados por estacionalidad.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí