Por Alejandro Durán

El costo de los alimentos se mantiene al alza, pues tan sólo en la primera mitad de octubre los precios de los productos agropecuarios aumentaron 0.90 por ciento respecto a la quincena anterior, lo que representó el mayor incremento para un periodo similar desde que se reporta la variable (2011).

Así, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), resultó que a tasa anual los precios de los productos agropecuarios aumentaron 8.98 por ciento a tasa anual, con lo que ligaron cuatro meses con tendencia al alza: En julio aumentaron 5.55 por ciento a tasa anual, mientras que en agosto 8.09 y en septiembre 8.16 por ciento.

Y en efecto, de acuerdo con datos del instituto, durante la primera quincena del presente mes, el costo del jitomate aumentó 14.41 por ciento, en tanto que la cebolla subió 11.80; los nopales 24.46; y la calabacita 19 por ciento.

Con ello, el índice de precios de la canasta básica (conformados por 176 productos de consumo de primera necesidad), registró un aumento de 0.63 por ciento quincenal y de 4.46 por ciento a tasa anual durante la primera mitad de octubre. En el mismo periodo de 2019 las cifras correspondientes fueron de 0.54 y 2.51 por ciento, lo que evidencia un aumento al doble de dicho indicador.

El INEGI agregó que durante la primera mitad del presente mes, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), registró un aumento de 0.54 por ciento respecto a la quincena inmediata anterior, con lo que a tasa anual avanzó 4.09 por ciento.

“En el mismo periodo de 2019, las cifras fueron de 0.40 por ciento quincenal y de 3.01 por ciento anual”, apuntó el INEGI.

De esta manera, la inflación general se colocó fuera del rango objetivo de entre dos y cuatro por ciento que plantea el Banco de México (BANXICO).

Al respecto, Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base explica que, con el dato publicado hoy, la expectativa de inflación para octubre sube de 3.95 a 4.05 por ciento, mientras que la expectativa de inflación al cierre del año sube de 3.75 a 3.84 por ciento.

“Lo anterior reduce la probabilidad de que Banco de México vuelva a recortar la tasa de interés que actualmente se ubica en 4.25 por ciento”, apuntó.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí