Broken bricks on construction site

Por Alejandro Durán

Como resultado del confinamiento por la emergencia sanitaria, se derrumbó la industria de la construcción en abril, toda vez que se desplomó 31.8 por ciento a tasa anual, lo que representó la mayor caída desde que se reporta el indicador (2007), de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Por lo anterior, en el primer cuatrimestre del año dicho sector reportó una contracción de 19.9 por ciento con respecto a lo reportado en el mismo periodo de 2019.

De acuerdo con analistas, la caída que reportó en abril pasado el valor de la producción de las empresas constructoras del país representó “la gota que derramó el vaso”, toda vez que el sector (con el reporte de dicho mes), acumuló 22 caídas consecutivas (la peor racha de la que se tenga registro).

En este sentido, apuntan los especialistas, es claro que la industria de la construcción ya venía enfrentando un panorama adverso, previo a la contingencia sanitaria por el COVID-19, resultado de la incertidumbre que genera el tipo de políticas públicas implementadas por esta administración y que encuentran su inicio en la cancelación arbitraria del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México en Texcoco.

De acuerdo con un reporte del INEGI, la caída de 31.8 por ciento que registró el valor de la producción de la construcción en abril pasado fue resultado de la contracción de 30.3 por ciento que observó el rubro de edificación, el desplome de 33.9 en la construcción de obras de ingeniería civil y el descenso de 30.2 en los trabajos especializados para la construcción.

En su comparación mensual, el indicador reportó una contracción de 19 por ciento de marzo a abril de este año.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí