Por Alejandro Durán

En caso de que no se haga un cambio profundo en la estrategia económica, todo apunta a que el crecimiento real acumulado del Producto Interno Bruto (PIB), será nulo a lo largo del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y lo anterior, argumentó la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), porque la economía mexicana está resintiendo los efectos de una fallida estrategia implementada desde inicios de esta administración (en diciembre de 2018 con la cancelación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México), adicional a los embates provocados por la alerta sanitaria, condición que la llevarán a acumular dos años de decrecimiento.

Para ello, con el objetivo de identificar áreas de oportunidad, el sindicato patronal realizó un balance las acciones implementadas durante los dos primeros años de la presente administración federal y de lo cual se obtiene un panorama con importantes retos, a un grado tal que podría concluirse que existe el riesgo de que sea “un sexenio perdido”.

“Este ejercicio de prospectiva, cuyo detalle se describe adelante, nos permite anticipar que durante el actual sexenio que concluirá en 2024 –de no implementarse medidas de mitigación y alivio económico- el crecimiento real acumulado del PIB será nulo; es decir, que el compromiso de un crecimiento equivalente al 4 por ciento será otra promesa incumplida. Será un sexenio perdido”, afirmó el organismo encabezado por Gustavo de Hoyos.

Evolución previa al COVID-19

La pandemia tomó a México con una economía debilitada y en recesión. En 2019, se registró una contracción del (-) 0.1%. Era la primera vez que esto ocurría en diez años.

La inversión se encontraba deprimida ante una disminución de la confianza empresarial. Desde noviembre de 2018, la Inversión Fija Bruta (indicador que mide la confianza y expectativas para invertir) mostró caídas anuales consecutivas. En noviembre de 2019, la confianza empresarial de los tres sectores que mide el INEGI (construcción, manufactura y comercio) exhibía ya niveles pesimistas (13 meses seguidos). Por su parte, el sector construcción acumula 25 meses con el mismo escenario desde noviembre de 2018.

En materia de empleo fue nula la generación. En 2019 se crearon 342,077 empleos formales, esto es 50% menos de los datos registrados en 2018 y 26% menos de lo visto en el primer año del sexenio anterior (2013).

Impactos del COVID-19

 Una vez decretada la emergencia y con la suspensión a la actividad en la mayoría de los sectores productivos, sin medidas efectivas de alivio ni estímulos fiscales, la crisis que ya vivía el país, se acentuó.

El consenso entre especialistas es que México registrará una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) de alrededor del -9.0% en 2020, la más pronunciada en el país desde 1932.

Según datos reportados por el INEGI, el 87% de las empresas tuvieron alguna afectación a consecuencia del COVID-19. Solo 5% de ellas manifestaron haber recibido algún apoyo del gobierno.

Recuperación

 Mercado laboral

Se han recuperado solamente el 50% de los empleos formales perdidos, aún faltan 561 mil 984 de ellos para volver al estado previo al inicio de la pandemia; cifra muy lejana a la prometida desde abril con la creación de los 2 millones de empleos en 9 meses, plazo que vence en enero de 2021.

Empresas

La incertidumbre permanece. Ante las afectaciones que continúan viviendo las empresas y que se podrían acentuar ante el repunte en el número de contagios, el 15% de ellas dice que sólo podrían mantener sus operaciones por 3 meses más. Esto quiere decir que alrededor de 700 mil empresas están en riesgo inmediato de cerrar ante las condiciones actuales y la falta de apoyo del gobierno.

Panorama macro

En general, la recuperación se está impulsando por el sector secundario. La actividad industrial se recuperó 18.1% en junio con respecto a mayo, y 7.1% en julio con respecto a junio. Los datos de octubre muestran una ralentización con un crecimiento mensual de 2.0%.

Perspectivas económicas 2021

 Los tres años iniciales del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (2019-2021) serán la peor primera mitad de un sexenio en resultados económicos en 86 años, con base en las recientes cifras y proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La crisis de 2020 se liga con el deterioro visto en 2019, cuando el PIB también decreció, mientras que para 2021 la Cepal anticipa una recuperación del 3.8%. De esta manera, entre 2019 y 2021 la economía mexicana habrá acumulado una contracción de -5.5%, según los datos del organismo.

Para México, esto significa que durante el sexenio de López Obrador, que concluye en 2024, el crecimiento económico podría ser nulo.

Pero incluso si el país no crece a tasas de al menos 1.8% entre 2022 y 2024 el saldo sexenal económico sería negativo.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí