Redacción

Transportando dos cocodrilos de pantano en contenedores de plástico; así fueron detenidos dos jóvenes este 14 de octubre por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, en inmediaciones de la estación La Raza del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro.

Cuando los policías se encontraban realizando sus labores de vigilancia y seguridad en el perímetro de la alcaldía Gustavo A. Madero, de la estación La Raza, notaron a dos usuarios visiblemente nerviosos que llevaban con ellos dos contenedores de plástico los cuales estaban manipulando de forma inusual.

Al ver esto, los oficiales sospecharon que podrían estar cometiendo un delito por lo que se acercaron a corroborar el contenido de los envases en una revisión preventiva, al hacerlo descubrieron que transportaban reptiles, de los cuales no pudieron acreditar su procedencia legal.

Tras ello, los dos sujetos de 18 y 19 años de edad fueron detenidos. Asimismo los policías les comunicaron sus derechos de ley, poniéndolos a disposición del agente del Ministerio Público correspondiente que determinará su situación jurídica.

Según la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) en el apartado de Delitos contra la biodiversidad, los detenidos podrían recibir una pena de uno a nueve años de prisión y el equivalente de 300 a 3,000 días multa y una pena adicional hasta de tres años más de prisión y hasta mil días multa extras, cuando las conductas afecten un área natural protegida o cuando se realicen con fines comerciales.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), señala que la principal amenaza de los cocodrilos es la cacería indiscriminada debido a su piel, la contaminación y la pérdida de su hábitat.

La dependencia recuerda que esta especie de reptiles tiene un importante papel en el equilibrio de los ecosistemas ya que contribuye a regular a otras poblaciones de animales y el ciclo de transformación de nutrientes.

De acuerdo a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) el tráfico ilegal de animales tiene un impacto directo e irreversible en la biodiversidad, provocando una gran declive poblacional de las especies con alto valor comercial.

Entre las especies más traficadas en México se encuentran las guacamayas, loros, tucanes, orquídeas, cactáceas, monos, ocelotes, tarántulas y reptiles.

La Semarnat exhorta a la ciudadanía a participar en la lucha contra el tráfico ilegal de vida silvestre y denuncie al teléfono de la Profepa desde cualquier parte de la República, llamando sin costo al 01-800-770-33-72.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí