Por Alejandro Durán

A pesar de que en julio comenzaron a reactivarse las actividades productivas tras la cuarentena, las ventas en las grandes cadenas comerciales siguen con número negativos, pues en julio de este año reportaron una caída anual de 9.1 por ciento a tiendas iguales (se toma en cuenta las sucursales con más de un año en operación), con lo que ligaron cuatro meses a la baja.

Y en esa misma línea, agregó un reporte de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), las ventas a unidades totales (se consideran todos los puntos de venta), disminuyeron 6.5 por ciento a tasa anual.

Con ello, los ingresos acumulados en el sector detallista (tiendas de autoservicio y departamentales), sumaron en los primeros siete meses del año 691 mil millones de pesos, cifra inferior en 8.8 por ciento a los 758 mil millones de pesos captados en el mismo lapso de 2019.

Al cierre de 2019, las cadenas comerciales que forman la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales agrupan en conjunto más de 62 mil tiendas. La superficie total de venta de estos establecimientos suma más de 23 millones de metros cuadrados.

La expectativa de los analistas es que el consumo en México se mantenga bajo, ante los más de un millón 100 mil empleos que se han perdido de marzo a la fecha.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí