Redacción

Aunque las medidas de apoyo por 750 mil millones de pesos que dio a conocer el Banco de México (BANXICO), darán un respiro financiero a las micro, pequeñas y medianas empresas, así como a particulares afectados por el paro de la actividad económica global que provocó la pandemia del Covid-19, hace falta un plan fiscal emergente que permita la sobrevivencia de las empresas en el país.

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (CONCANACO), José Manuel López Campos, dijo que que el sector empresarial reconoce la importancia de las acciones de Banxico, al liberar créditos a menores tasas de interés para las Pymes y evitar un impacto negativo mayor en la economía nacional.

El dirigente empresarial sostuvo que en esta situación de inactividad a consecuencia del Covid 19, las Pymes, que representan el 98 por ciento de las unidades económicas en México, son hoy el sector más afectado del país.

Asimismo, las micro, pequeñas y medianas empresas que representan el 68.4 por ciento del empleo, en su mayoría no tienen acceso a financiamiento, y están en riesgo de cierre definitivos después de la contingencia sanitaria debido a los compromisos que tienen que cubrir, como pago de nómina, rentas, impuestos y proveedores, entre otros.

Sin embargo, reiteró que se requiere de un plan emergente nacional para contrarrestar los efectos negativos en la economía, en el cual el gobierno federal se sume con apoyos que ayuden a las empresas en el tema fiscal, pues muchas tendrán complicaciones mayores para pagar impuestos y prestaciones de su planta laboral.

El gobierno federal, refirió, ya otorgó de plazo hasta el 30 junio para la declaración anual para las personas físicas, medida que debería dirigirse de igual forma a las empresas que requieren facilidades en materia tributaria para no seguir incrementando la crisis económica, considerando que al no tener ingresos por productividad no podrán cumplir con alguna de sus obligaciones tributarias.

“Con la disposición de BANXICO se abre una posibilidad de amortiguar la crisis en las empresas, mediante créditos a través de la banca comercial, pero también es claro que muchas tendrán cautela de buscar un financiamiento considerando que hay incertidumbre en cuanto tiempo pasará para reactivarse la productividad en el país”, asentó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí