Por Franco Daniel Gómez

Guadalajara, Jal. Una semana después de aprobar el castigo a quien financie, promueva o imparta terapias que busquen modificar la orientación sexual de alguna persona contra su voluntad, diputados de Jalisco aplazaron continuar con el proceso de promulgación, con la finalidad de escuchar a grupos conservadores que rechazan la legislación.

“Pueden verse afectados los padres de familia por orientar a su hijo o buscar ayuda para él, y los ministros de culto y los grupos pastorales que sean consultados para algún consejo sobre la conducta sexual conforme sus creencias religiosas”, expresó Jaime Cedillo Bolívar, representante del Frente Nacional por la Familia en Jalisco.

Representantes del Frente Nacional por la Familia, el Consejo Interreligioso de Jalisco, Consejo Pastoral de Occidente y la Unión Pastoral de Occidente, entre otras organizaciones, se presentaron en el Congreso de Jalisco para que los diputados detuvieran el proceso de aprobación de la legislación para castigar las terapias de conversión.

Los inconformes argumentaron que no se escuchó a todas las partes involucradas, por lo que solicitaron mesas de diálogo para que se escuchen sus argumentos.

Acusó además a los diputados impulsores de la reforma al Código Penal estatal, Salvador Caro y Héctor Pizano, de Movimiento Ciudadano, ser “juez y parte” al elaborar un proyecto de ley con “una premura poco común para la realidad que vive el estado, donde todos sabemos que hay otros temas de mayor relevancia y urgencia para ser legislados”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí