Redacción

Con el objetivo de impedir alguna toma de protesta como dirigente de MORENA, al mediodía de este lunes simpatizantes de Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado llevaron a cabo un cierre simbólico en las instalaciones de la partido de MORENA, ubicadas en la calle Chihuahua, en la colonia Roma de la Ciudad de México.

De esta manera, ante la advertencia de Muñoz Ledo de que al filo del mediodía de este lunes iba a tomar protesta como nuevo presidente del partido, tras haber ganado -según el-, en las encuestas que llevó a cabo el Instituto Nacional Electoral (INE), un grupo de mujeres impidieron el acceso a las instalaciones de partido, argumentando que no era posible que el también diputado federal tomara dicho cargo porque aseguraron que enfrenta denuncias de acoso sexual. Esto, al margen de que el INE aun no define ganador del proceso.

En contraparte, también llegaron simpatizantes de Mario Delgado para refrendarle su apoyo y evitar que Muñoz Ledo se proclame como nuevo líder morenista.

En el encuentro social hubo desde performance para defender los derechos de las mujeres, hasta batucada brasileña, pasando por querellas políticas y ligeros enfrentamientos verbales entre los manifestantes.

Ninguno de los dos aspirantes a dirigir MORENA estuvo presente.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí