Por Diana Domínguez Galván

El nuevo presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (Amia), José Guillermo Zozaya, se comprometió a dar una nueva dirección a la industria en México que incluya enfrentar los nuevos retos del Tratado México, Estados Unidos y Canadá; buscar acuerdos con las autoridades que permitan la renovación del parque vehicular y den certidumbre a nuevas inversiones.

Durante su primer encuentro con los medios de comunicación, luego de su nombramiento en días pasados, Zozaya Délano reconoció el contexto complejo por el que atraviesa la humanidad a causa de la pandemia del COVID19, ante el cual, dijo que la industria ha decidido reinventarse y redireccionar su visión para hacer frente a los nuevos retos.

“Ahora más que nunca, -dijo-, se necesitan tejer relaciones duraderas que sumen a la solución de los desafíos que se presentan como industria en el corto y en el mediano plazo”.

El directivo, quien fue presidente nacional de American Chamber en dos ocasiones, dijo que el primer reto es la entrada en vigor del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) que conlleva un cambio radical en las reglas de origen para la fabricación de nuevos vehículos ligeros que incluyen una nueva metodología y el incremento en los porcentajes del contenido regional del 62.5 al 75 por ciento.

Además de que se introdujeron nuevos requisitos que anteriormente no se tenían, lo que implica un reto en términos de proveeduría y de costos.

El segundo reto es trabajar de la mano y coordinados con el gobierno federal en una estrategia integral que tenga como objetivo la renovación del parque vehicular, a fin de que los mexicanos cuenten con automóviles mas seguros y eficientes, aplicando el uso de las nuevas tecnologías y así sumar al bienestar social del país.

Quien por más de 14 años colaboró en Kansas City como gerente general y presidente ejecutivo, dijo que su tercer reto es entablar un diálogo más cercano, abierto y transparente con las autoridades correspondientes para trabajar en políticas públicas integrales que garanticen un marco normativo adecuado al contexto del paìs que respetando el Estado de Derecho en atención a la problemática de seguridad nacional.

Estableció la importancia de que “el sector automotriz y las autoridades tengamos una estrecha relación para que juntos podamos dar tanto certidumbre como confianza a la inversión y unidos impulsemos el desarrollo económico y social de México.

Destacó que la misión de Amia es aportar al bienestar social de las más de 980 mil personas que dependen de manera directa de la industria y a los más de 3.6 millones de mexicanos que se benefician del sector en forma indirecta.

Y es que el sector automotriz ha jugado un papel muy relevante para el desarrollo económico en México con inversiones de alrededor de 36 mil millones de dólares en los últimos cinco años.

Estos propósitos, señaló, son posibles si se trabaja en conjunto por el bienestar el país, por lo que hizo un llamado directo a las autoridades para que “juntos venzamos cualquier obstáculo para convertirlo en un portal que nos guíe a un nuevo comienzo y una historia en favor de México”.

El directivo se desempeñó asimismo durante nueve años como director de asuntos legales y gubernamentales en Exxon Mobil México, además de haber presidido la Asociación Mexicana de Ferrocarriles y el Consejo Mexicano del Transporte y hoy es además vicepresidente de la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN).

En breve sesión de preguntas y respuestas, el nuevo dirigente del sector reconoció que el actual gobierno ya demostró su interés en el sector automotriz al firmar el T-MEC y su entrada en vigor, en donde están las reglas bajo las cuales el sector ahora se rige.

Reveló que trabajan hoy por hoy en una relación abierta con las autoridades “y seguiremos trabajando juntos para seguir incrementando la producción de vehículos en México, no sólo para el consumo nacional, sino para la exportación”.

Respecto a las empresas que tuvieron que adherirse al Régimen de Transición para cumplir con lo establecido en el T-MEC, José Guillermo Zozaya, evitó mencionar a alguna, pero dijo que todas tendrán el apoyo de la Asociación.

Resaltó que en este proceso han trabajado de mano de las autoridades de la Secretaría de Economía, así como sus paralelos de Estados Unidos y Canadá, “en apoyo de todas nuestras armadoras”.

En lo interno, aunque reconoció que ya se está viendo la recuperación en el proceso de fabricación de vehículos, saber el tiempo de recuperación total aún es imposible, pues depende del avance de la pandemia y su cura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí