Por Francisco Romero

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que “no hay acuerdos en lo oscurito”, en torno al Caso Cienfuegos, y señaló que serán autoridades mexicanas las que juzgarán al ex secretario de la Defensa Nacional.

“Aquí se va juzgar porque ya se abrió una investigación, una autoridad competente y recta de México va a decir si hay elementos para juzgar al general Cienfuegos o no, y va a ser con apego a la legalidad, sin influyentismo, que eso ya se terminó, por eso hablo de una nueva realidad, y con apego a la verdad, y siempre de cara al pueblo, con transparencia, no hay acuerdo en lo oscurito como era antes”, afirmó.

“Entonces vamos también teniéndonos confianza nosotros, ya cambio esto, es otro país con otro gobierno , y lo más importante, lo que nos llevó a esta situación tan excepcional e increíble, es el cambio de mentalidad en nuestro pueblo, porque todo se debe a que los mexicanos lograron un cambio”, indicó el mandatario mexicano.

López Obrador afirmó este miércoles que “no hay nada oculto” ni “nada a cambio” en el pacto con Estados Unidos para liberar al ex jefe del Ejército Salvador Cienfuegos acusado de narcotráfico, y descartó presiones de las Fuerzas Armadas.

“No hay nada oculto, nosotros actuamos a partir de principios y lo que se hizo en este caso fue intervenir en materia política, diplomática, para expresar nuestra inconformidad”, manifestó el mandatario en su rueda de prensa diaria.

Estas son las primeras declaraciones de López Obrador tras el comunicado conjunto de las Fiscalías de México y de Estados Unidos, que el día previo informaron que el Departamento de Justicia estadounidense pediría desestimar los cargos penales contra Cienfuegos.

Las autoridades de Estados Unidos detuvieron el 15 de octubre en Los Ángeles al general, quien fue titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) durante la presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

El ex jefe del Ejército afrontaba cinco cargos de narcotráfico y blanqueo de dinero tras una investigación de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, en inglés).

Pero tras la negociación diplomática, los Gobiernos esperan que la jueza en Nueva York que lleva el caso deseche los señalamientos para que Cienfuegos regrese a México en libertad.

“No hay nada a cambio, nosotros no establecemos compromisos que afecten nuestros principios, es algo que teníamos la obligación de hacer porque sentimos que no se había cuidado el procedimiento”, argumentó el presidente.

Ahora corresponderá a la Fiscalía General de la República determinar si el ex jefe del Ejército seguirá en libertad o si proceden cargos en su contra, indicó López Obrador.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí