Por Alejandro Durán

La recuperación de la economía mexicana pierde fuerza, pues durante agoto pasado el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), avanzó apenas 1.1 por ciento respecto a julio, lo que representó su menor avance mensual en tres meses, según datos ajustados por estacionalidad.

De esta manera, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), es claro que el rebote de la economía no está siendo de tipo “V”, es decir, que así como cayó rápido se levantará de inmediato, pues todo apunta a que será lenta y gradual, es decir, de tipo “palomita”.

Y lo anterior, porque luego de los números negativos que reportó la variable en marzo, abrió y mayo por la suspensión de actividades a causa de la emergencia sanitaria, en junio el IGAE avanzó 8.9 por ciento respecto al mes anterior, en tanto que en julio repuntó 5.7 y en agosto, como ya se mencionó, sólo 1.1 por ciento respecto al mes previo.

Según un reporte del INEGI, el desempeño del IGAE durante el octavo mes del año fue resultado del comportamiento negativo que mostraron las actividades primerias durante el periodo en cuestión (al caer 5.9 por ciento respecto a julio), mientras que los sectores secundarios y terciarios avanzaron 3.3 y 0.4 por ciento, en ese orden, con base a datos ajustados por estacionalidad.

De acuerdo con cifras originales y a tasa anual, el indicador cayó 9.4 por ciento a tasa anual, derivado de los comportamientos negativos que reportaron las actividades terciarias y las secundarias, al caer 10.2 y 9.0 por ciento, respectivamente. En contraparte, el sector primario avanzó 5.2 por ciento.

Bajo dicho escenario, Jorge Gordillo, director de Análisis Económico de Ci Banco, explica que el desempeño del IGAE va en línea con una expectativa de que la economía mexicana reporte una contracción de nueve por ciento este 2020

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí