Redacción

La demanda de dispositivos médicos en México se incrementó por la aparición del COVID-19 y representó un desafío importante para los profesionales de la salud y empresas proveedoras, sobre todo por temas de suministro, logística y capacitación, ya que sobrepasó por mucho la capacidad instalada y se demostró la gran necesidad de fortalecer la industria nacional en temas de manufactura, destacó Carlos Alejandro Salazar Gaytán, Director General Medical Expo.

Antes del 2020 el sector había tenido un crecimiento de manera sostenida y la aparición del COVID-19 aumentó la producción y demanda de los insumos, debido a las necesidades para proveer los materiales y equipos para diagnóstico y tratamiento de la pandemia, con altas demandas de productos relacionados con equipos de protección, pruebas reactivas y productos asociados a la terapia respiratoria, entre ellos ventilación invasiva y no invasiva, dijo el empresario.

Añadió que en la actualidad sigue siendo un reto para México, prevenir y tratar las enfermedades crónicas que en conjunto con COVID han avanzado de manera importante y representan más del 40% de las causas de muerte en nuestro país

En el rubro de los dispositivos médicos, México es el octavo exportador a nivel mundial, el número uno en América Latina con una tasa de crecimiento mayor al 7 por ciento, según cifras de la Asociación Mexicana de Industrias Innovadoras de Dispositivos Médicos (AMID).

Salazar Gaytán dijo que la importancia de una mayor cultura de uso de dispositivos médicos preventivos y una mayor implementación de dispositivos médicos correctivos, así como el uso adecuado de los mismos a través de entrenamientos y capacitaciones, es un papel crucial que la Industria de dispositivos médicos tenemos que jugar en conjunto con los profesionales de la salud para mejorar el porcentaje de mortalidad por enfermedades en nuestro país.

En la actualidad, México es el octavo exportador a nivel mundial, el número uno en América Latina con una tasa de crecimiento mayor al 7 por ciento, según cifras de la Asociación Mexicana de Industrias Innovadoras de Dispositivos Médicos (AMID).

El valor de la producción de dispositivos médicos de dispositivos médicos en el país es de más de 15 mil 220 millones de dólares y genera más de 130 mil empleos y representa el 0.3 por ciento del PIB total y 1.5 del PIB manufacturero.

Medical Expo se lleva a cabo hasta el 4 de diciembre en el WTC ciudad de México de manera presencial con la participación de más de 120 empresas y cuenta con diversos talleres y capacitaciones para los asistentes.

Finalmente, Salazar Gaytán señaló que la industria de dispositivos en esta edición reafirma su compromiso con los profesionales de la salud, pues a pesar de la crisis por el COVID-19 Medical Expo sigue en pie a favor de los profesionales y de la salud en general de los mexicanos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí