Red de corresponsales

Roma, Ita. Tras la emergencia sanitaria desatada por la pandemia de COVID-19, este miércoles Italia reabrió con extremas medidas sanitarias sus fronteras a los turistas europeos, un mes después de la reanudación progresiva de la actividad económica adoptada en ese país,.

El país también va a consentir la movilidad a nivel nacional para tratar de reactivar el turismo, que espera con la llegada del verano salvar su industria turística, un sector clave de la economía que ha sido duramente golpeado por la pandemia.

Italia impuso el confinamiento a principios de marzo y desde entonces ha visto caer el número de casos de manera provesiva y hasta el momento registra un total de 233 mil 515 contagios.

Además, la pandemia ha dejado más de 33 mil 530 muertos en el país, con la región de Lombardía (norte) como el epicentro de Europa.

Los vuelos internacionales solo se reanudarán en tres grandes ciudades: Milán, Roma y Nápoles. Los turístas que lleguen procedentes de Europa no tendrán que aislarse por 14 días, a menos que hayan viajado recientemente desde otro continente.

Desde este miércoles, también se permite la libre circulación entre las regiones, pero se mantienen las prohibiciones de grandes congregaciones y la obligación de llevar mascarilla en los lugares cerrados y en transporte público.

Asimismo, las góndolas pueden navegar los canales de Venecia, mientras el Coliseo de Roma y los Museos del Vaticano ya reciben visitantes desde el lunes.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí